Página PrincipalMis GustosMis OpinionesYo MismoLinksUnas Risas

 

Chapapote
en esta misma sección...

Chapapote

En la práctica de la ayuda mutua [...] hallamos el origen positivo e indudable de nuestras concepciones morales y éticas.

(P. Kropotkin)

El martes 19 de Noviembre de 2002, el petrolero Prestige, cargado con 77.000 toneladas de fuel, se hundió a 133 millas del cabo de Fisterra, causando el mayor desastre ecológico que se haya visto en Galicia.

El cúmulo de errores, despropósitos e incompetencia mostrados por las autoridades tanto gallegas como nacionales es tal que roza lo criminal.

El ocultismo del gobierno, su negativa a actuar desde un primer momento bajo el argumento de que "no pasaba nada", su precupación por evitar la responsabilidad antes que por solucionar el problema, todo ello solo contibuyó a empeorar la situación.

Lo único positivo (si hay algo) de esta situación, es la impresionante respuesta solidaria que se levantó, en forma de ayudas, campañas y voluntarios.

Como soy un tipo bastante coñazo, y siempre ando dando la vara con lo de la solidaridad, la ayuda mutua y eso, al final me ví obligado, por coherencia, a formar parte del inmenso despliegue de voluntarios que se lanzó a limpiar las playas gallegas.

De modo que, aprovechando la semana santa del 2003, pedí vacaciones en el trabajo y me agregué a un grupo de personas (33, mas exactamente) para partir como voluntarios a Galicia a recoger chapapote.

Nuestra minúscula aportación fueron tres días de trabajo (no muy duro, más bién relajado, todo hay que decirlo) en la playa do rostro (una pequeña playa de unos dos Km. de largo cerca de Fisterra). Y nuestro premio la oportunidad de concernos entre nosotros (eramos un grupo de mutuos desconocidos) y a la gente de la zona (una gente estupenda).

Pese a lo poco que individualmente pudimos ayudar, he de decir que nuestro trabajo, a tenor de lo que ví, es más efectivo que el de los "profesionales" contratados a tal efecto (en esos tres días, yo ví a cinco, un solo día). De modo que Invito a todo aquel que quiera colaborar, aunque crea que su ayuda pueda ser muy poca, a que vaya allí y heche una mano. Allí necesitan todos los brazos que puedan llegar.

Pese a lo que digan las autoridades y los medios de comunicación, aún necesitan voluntarios. Es poco lo que nosotros podemos hacer, pero somos muchos. Pregunta en tu ayuntamiento, asociación, sindicato...

De esos días y de esa gente me queda un buen recuerdo y algunas fotos que, como prometí cuelgo aquí para goce y disfrute de aquellos que participaron, y (por supuesto) para la insana curiosidad de todo aquel que quiera verlas.

Fotos del chapapote