Página PrincipalMis GustosMis OpinionesYo MismoLinksUnas Risas

 

Sobre Allan Psicobyte
en esta misma sección...

Sobre Allan Psicobyte

Lo que decimos no siempre se parece a nosotros.

(J.L. Borges)

Hola, mi nombre es Allan Psicobyte.

Bueno, obviamente, mi nombre no es Allan Psicobyte, esto es un "nick", un "nombre de guerra", un "alias". El hecho de que use un nombre tan patentemente ridículo se debe a toda una pléyade de causas, entre las que se podrían enumerar el deseo de proteger mi intimidad, una cierta pedantería electrónica, y quizás también algo de esquizofrenia.

La verdad es que un nombre como este no deja de tener sus ventajas. Por ejemplo, es completamente unívoco. No existe en toda la red nadie que use este mismo nombre. Solo hay un Allan Psicobyte, y soy yo. Como fácilmente comprenderás, esto me simplifica mucho las cosas (Solo tienes que pensar en la infinidad de Jhons, Javis o Bobs que pululan por Internet).

En realidad, mi nombre es Angel Pablo que, como comprenderás, es bastante más vulgar.

Soy un tipo bastante normal, una descripción física bastante somera sería:

  • Color de pelo: Castaño.
  • Color de ojos: Marrones.
  • Número de brazos: 2.
  • Número de piernas: 2.
  • Esqueleto: Interno.
  • Dedos: Cinco por extremidad.
  • Aleta caudal: No.
  • Respiración: Pulmonar.

Y eso es todo. Para los que crean que no es suficiente, tengo disponible una página con una descripción completa.

Nací en España, más concretamente en Andalucía, en la pequeña ciudad de Granada, el cinco de Agosto del año 1973, y es allí donde sigo viviendo.

No suelo aparecer por los canales del IRC ni lugares por el estilo (detesto el IRC), pero sí es muy fácil encontrarme en las news, concretamente en sitios como es.ciencia.misc, es.ciencia.matematicas, y algún otro tan aparentemente aburrido como estos. (pero es solo apariencia, en realidad son de lo más divertido)

La verdad es que no tengo aficiones concretas. Esto quiere decir que no soy un apasionado de nada, pero sí tengo un montón de hobbies de los que me ocupo de tanto en tanto y de un modo estrictamente superficial.

Esto me convierte en un tipo de gustos bastante eclécticos con el que mantener una conversación normal puede llegar a ser un suplicio realmente dantesco.

De todas formas parece que hay algunas aficiones que me han acompañado a lo largo de mi vida un poco más de intensidad que las demás, así que voy a enumerarlas, para que veas cuán raro puede llegar a ser un tipo:

La física: Pues sí, no es broma. No reconocería un espacio de Hilbert o un tensor aunque me atacaran a plena luz del día, pero puedo pasarme horas enteras hablando de relatividad o del principio de indeterminación, lo que me convierte en una compañía poco aconsejable para una fiesta.

Los ordenadores: Sí, en sentido genérico. Me interesa todo lo que tenga que ver con esos chismes. Lo cual no quiere decir, por supuesto, que entienda un ápice de ellos.

La Ciencia Ficción: También llamada SF, es esa literatura tan rara que no hace más que hablar de alienígenas, planetas, viajes espaciales y otras historias aún más extravagantes.