Psicofonías

(algo así como el blog de Psicobyte)

Retórica

Pequeña introducción, con ejemplos, a algunas figuras retóricas de uso común:

"Inteligencia miltar" es oxímoron.

"Publicidad engañosa" es pleonasmo.

"Honorable banquero" es antífrasis.

"Cómodos plazos" es eufemismo.

"Espíritu empresarial" es prosopopeya.

"Desarrollo sostenible" es ironía.

(8182 visitas a este artículo)

Opinando

Hace dos días que terminaron mis vacaciones. Pero, entre la "depresión post-vacacional", el periodo de re-adaptación y essas cosas, todavía no he tenido tiempo de ponerme al día con esto del bloguerío.

Pero es que, además, uno viene con miedo, y ya no sabe si arriesgarse a escribir nada o mejor estarse calladito. Que no está el horno para bollos, y opinar se está convirtiendo en un deporte de riesgo.

Por si las moscas, y para evitarme posibles problemas, voy a poner por aquí unas solemnes declaraciones que, espero, tranquilicen a cualquier posible lector ocasional ofendible:

Los musulmanes son una gente estupenda, Mahoma es un profeta chachi, y nunca se me ha ocurrido pensar que fuesen mínimamente agresivos.

Como contrapartida, tampoco creo que Ratzinger tenga el tacto y la diplomacia de un buldozer. Y, por supuesto, no pienso que cancelar una ópera de Mozart por miedo a ofender a nadie sea una solemne estupidez.

Nunca he estado en Torrelavega, pero estoy convencido de que las damas del lugar son hermosas como Helena de Troya recién salida de la peluquería. Lo cual no quita que tampoco sea de la opinión de que el Torbe es un impresentable de cuidado (aunque viva, bastante bién, parece, de ser un impresentable).

Ahora ya me quedo algo más tranquilo.

Aunque, tal como está el mundo, uno no sabe si arriesgarse a opinar, con lo peligroso que es eso, o dejarlo definitivamente.

Por supuesto, no es mi intención ofender a nadie...
Otros post en este blog que hacen alusión a este:
(7413 visitas a este artículo)

Murciélagos

Murciélagos

He descubierto que tratar de fotografiar murciélagos en vuelo es jodidamente complicado:

Está oscuro, apenas puedes verlos y ya no digamos enfocar (a lo que hay que unir que necesitas abrir mucho el diafragma), son demasiado rápidos y cambian de trayectoria repentina e inesperadamente. La mayoría de las veces, cuando haces la foto ellos ya no están allí.

Y, además, la gente se te queda mirando, mientras vé cómo le haces fotos a la nada.

Se me están acabando las vaciones...
(10814 visitas a este artículo)

Desplegable central (Septiembre)

Voluntario Septiembre 2006 (Uro Salvaje)

Hoy es el último domingo de Septiembre.

De nuevo, cuando parecía que esto se acababa, ha surgido un nuevo voluntario. Desde las extensas llanuras de Cimeria, ha llegado Uro Salvaje para arrasar a sus enemigos, violar a su ganado, robar sus mujeres y matar sus campos (O algo parecido, no me acabó de quedar claro).

Al grito de "O supero en número, seáis cuantos seáis", Uro Salvaje se enfrentará a inacables ejércitos, sobre todo si son de plomo...

Voluntario Septiembre 2006 (Uro Salvaje) Voluntario Septiembre 2006 (Uro Salvaje)
Voluntario Septiembre 2006 (Uro Salvaje) Voluntario Septiembre 2006 (Uro Salvaje)
Voluntario Septiembre 2006 (Uro Salvaje) Voluntario Septiembre 2006 (Uro Salvaje)
Otros post en este blog que hacen alusión a este:
(12550 visitas a este artículo)

Cohorte sagrada

Supongo que los militares más conservadores y de más rancia tradición deben estar muy contentos.

¿Que por qué? Te explico:

Cuanta Plutarco en su "Vida de Pelópidas" que existía en la ciudad griega de Tebas (no la confundas con la egipcia) una falange de hoplitas llamada "Cohorte Sagrada", formada por 150 parejas de varones, y en la que "el amante formaba junto al amado".

Como explica el propio Plutarco:

[...] porque en los riesgos, los de la misma curia o tribu no hacen mucha cuenta unos de otros mientras que la unión establecida por las relaciones de amor es indisoluble e indivisible; pues, temiendo la afrenta, los amantes por los amados, y éstos por aquellos, así perseveran en los peligros los unos por los otros. No debe tenerse esto por extraño, cuando se teme más la afrenta que puede venir de los amantes no presentes que la de cualesquiera otros testigos, como se vio en aquel que estando caído, y para recibir el último golpe de su contrario, le rogó que le pasara la espada por el pecho, para que si su amado le veía muerto no tuviera motivo de avergonzarse, creyéndole herido por la espada.

Cabe agregar que esto es bastante coherente con la antipatía que algunos tradicionalistas sienten ante el hecho de que haya mujeres en el ejército.

De modo que, me imagino, aquellos apegados a las gloriosas tradiciones militares de antaño verán la reciente boda entre dos soldados varones como la semilla de una nueva Cohorte Sagrada, que recupere el esplendor de tiempos pasados.

Coñas aparte, mi enhorabuena y mis mejores deseos para los novios.

(8344 visitas a este artículo)
Posts Posteriores (1/4) Posts Anteriores
PCMS 2004