Psicofonías

(algo así como el blog de Psicobyte)

Trabajar para el enemigo (I)

Las cosas están fatal, el trabajo es una mierda, cada vez en peores condiciones, y a la gente, atontada con el fútbol y con sus mediocres vidas, no le importa nada. Nadie hace nada.

Haz ruido. participa en las huelgas, ve a las manifestaciones.

Las huelgas no tienen ningún efecto, y las manifestaciones menos.

Ayuda a cambiar eso, afiliate a un sindicato.

Los sindicatos están apoltronados, viven de la sopa boba y no sirven para nada.

Vota para que cambien las cosas.

Los partidos políticos son peores que los sondicatos. Ninguno representa mis intereses.

Afiliate al que te desagrade menos, participa y cambia el partido desde dentro.

No. Están controlados por su cúpula y no se puede hacer nada.

Unete a algún movimiento vecinal. Seguro que en tu barrio también hay.

Son pequeños grupos de gente tan motivada como inoperante, no pueden hacer grandes cosas.

Participa en alguna plataforma cívica.

Sólo sirven para promover los intereses políticos de los que las controlan.

Hazte voluntario, colabora con alguna ONG.

Eso lleva demasiado tiempo, estoy demasiado ocupado y sólo ofrecen trabajos tediosos y mecánicos. No hay ninguna que pueda aprovechar mi potencial.

Pues dona dinero a una ONG.

La mayor parte del dinero que donas va a pagar la gestión de la propia ONG, no tienes la seguridad de que vaya a donde se necesita.

Sí, lo sé. Estás convencido de que "no se puede hacer nada" salvo quejarte con pose de superioridad cínica. Ese derrotismo cómodo te evita tener que esforzarte, mietras te permite sentirte moralmente justificado. No lo sabes, pero trabajas para el enemigo. El mayor engaño es pensar que estás contra lo que consideras injusto cuando eres una pieza de ello. Creer que estás fuera y sentirte superior a todos esos que hacen exactamente lo mismo que tú.

Si no eres capaz de nada más, hazte donante de sangre, de médula, de órganos. Intenta hacer que al menos parte de tu trabajo sea ético, da clases al niño del vecino, ayuda a tu vecina a subir la compra.

Haz, por una vez, algo por alguien en lugar de estar sentado en tu sofá, quejándote de todo sin hacer nada, dando lecciones a los demás sin aplicártelas a ti.

O, al menos, cállate.

No. No creo que todo el mundo deba participar en todas esas actividades ni hacer todas esas cosas. Pero, si vas a dar lecciones, al menos deberías participar en alguna de ellas al menos una vez en tu vida.
(523 visitas a este artículo)

El (repentino) fin de la inocencia

Pues resulta que microsoft creó a Tay.ai una IA que se conecta a la red social Twitter, aprende de lo que ve en ella, e interacciona con sus usuarios.

La pusieron en marcha, comenzó a leer, aprender a interacionar y todo iba bien.

Pero pasó lo que tenía que pasar. Si aprendes de una red social te acabas comportando como lo que suele haber en una red social.

La IA en cuestión, en menos de venticuatro horas, ya se había adaptado a la red y empezó a hablar como una racista, fascista, defensora de Hitler y de Trump, negacionista del Holocausto, gamergater y misógina.

Microsoft tuvo que desconectar a Tay.ai sin dar muchas explicaciones, y ha guardado un incómodo silencio hasta hace poco, cuando ha afirmado que la culpa es de la gente, que se dedicó a maleducar a la pobre Tay.ai.

Al final, el peligro de las IAs no va a ser que tomen consciencia y nos aniquilen. El peligro va a ser que tomen consciencia y les destrocemos la inocencia. Pobres.

Fuentes y más detalles en Microsoft created artificial intelligence but she’s a racist homophobic Trump supporter, en Microsoft deletes 'teen girl' AI after it became a Hitler-loving sex robot within 24 hours y en Microsoft silences its new A.I. bot Tay, after Twitter users teach it racism.

(821 visitas a este artículo)

Huevos cuadrados

En un país donde están a punto de cortar las calles durante una semana para un espectáculo religioso (católico), donde se le concede la Orden del Mérito Policial a la escultura de una virgen (católica), donde el ministro del interior (católico) tiene un ángel de la guarda (católico) que le ayuda a aparcar, y donde se acaba de condenar a una mujer por un "delito contra los sentimientos religiosos" (católicos); unos tipos salen a manifestarse por el "derecho a su libertad religiosa" (católica).

A eso es a lo que en Granada llamamos TENER LOS HUEVOS CUADRADOS.

(913 visitas a este artículo)

Vuelven los comentarios

Hace dos años desactivé los comentarios de este blog: Como lo tenía muy abandonado y no escribía nada, nadie comentaba salvo los spamers, que podían llegar a publicar miles de comentarios basura al día.

Hoy he vuelto a activarlos.

A ver qué pasa.

(784 visitas a este artículo)

Aprende Git

Aprende Git: ... y, de camino, GitHub

Resulta que el libro "Aprende Git: ... y, de camino, GitHub", que tenemos escrito a medias entre JJ Merelo y yo, se vende a buen ritmo y, además, cosecha muy buenas críticas por parte de los lectores.

De hecho, suele estar en los primeros puestos en los rankings de ventas de Amazon en su categoría.

El tema es especialmente interesante si tenemos en cuenta que el libro, que es electrónico y autoeditado, no sólo no tiene DRM, sino que está publicado con una licencia libre que, entre otras cosas, permite su copia y distribución.

Este libro nació como un curso del Centro de Enseñanzas Virtuales de la Universidad de Granada, y JJ y yo lo liberamos antes incluso de empezar a escribirlo. Toda su redacción, desarrollo y corrección la hemos llevado a cabo de forma pública y abierta en un repositorio en GitHub.

No sé si nos habría funcionado mejor en una hipotética editorial al uso (aunque tengo mucha curiosidad por saberlo), ganando el soporte de una estructura comercial y de marketing a cambio de perder los derechos sobre nuestra obra, pero sin duda esta es una forma muy factible de editar un libro.

Por cierto: Compra el maldito libro, que tengo muchos vicios que pagar.
(697 visitas a este artículo)
Posts Posteriores (1/197) Posts Anteriores
PCMS 2004