Psicofonías

(algo así como el blog de Psicobyte)

El (repentino) fin de la inocencia

Pues resulta que microsoft creó a Tay.ai una IA que se conecta a la red social Twitter, aprende de lo que ve en ella, e interacciona con sus usuarios.

La pusieron en marcha, comenzó a leer, aprender a interacionar y todo iba bien.

Pero pasó lo que tenía que pasar. Si aprendes de una red social te acabas comportando como lo que suele haber en una red social.

La IA en cuestión, en menos de venticuatro horas, ya se había adaptado a la red y empezó a hablar como una racista, fascista, defensora de Hitler y de Trump, negacionista del Holocausto, gamergater y misógina.

Microsoft tuvo que desconectar a Tay.ai sin dar muchas explicaciones, y ha guardado un incómodo silencio hasta hace poco, cuando ha afirmado que la culpa es de la gente, que se dedicó a maleducar a la pobre Tay.ai.

Al final, el peligro de las IAs no va a ser que tomen consciencia y nos aniquilen. El peligro va a ser que tomen consciencia y les destrocemos la inocencia. Pobres.

Fuentes y más detalles en Microsoft created artificial intelligence but she’s a racist homophobic Trump supporter, en Microsoft deletes 'teen girl' AI after it became a Hitler-loving sex robot within 24 hours y en Microsoft silences its new A.I. bot Tay, after Twitter users teach it racism.

(506 visitas a este artículo)

Huevos cuadrados

En un país donde están a punto de cortar las calles durante una semana para un espectáculo religioso (católico), donde se le concede la Orden del Mérito Policial a la escultura de una virgen (católica), donde el ministro del interior (católico) tiene un ángel de la guarda (católico) que le ayuda a aparcar, y donde se acaba de condenar a una mujer por un "delito contra los sentimientos religiosos" (católicos); unos tipos salen a manifestarse por el "derecho a su libertad religiosa" (católica).

A eso es a lo que en Granada llamamos TENER LOS HUEVOS CUADRADOS.

(561 visitas a este artículo)

Vuelven los comentarios

Hace dos años desactivé los comentarios de este blog: Como lo tenía muy abandonado y no escribía nada, nadie comentaba salvo los spamers, que podían llegar a publicar miles de comentarios basura al día.

Hoy he vuelto a activarlos.

A ver qué pasa.

(441 visitas a este artículo)

Aprende Git

Aprende Git: ... y, de camino, GitHub

Resulta que el libro "Aprende Git: ... y, de camino, GitHub", que tenemos escrito a medias entre JJ Merelo y yo, se vende a buen ritmo y, además, cosecha muy buenas críticas por parte de los lectores.

De hecho, suele estar en los primeros puestos en los rankings de ventas de Amazon en su categoría.

El tema es especialmente interesante si tenemos en cuenta que el libro, que es electrónico y autoeditado, no sólo no tiene DRM, sino que está publicado con una licencia libre que, entre otras cosas, permite su copia y distribución.

Este libro nació como un curso del Centro de Enseñanzas Virtuales de la Universidad de Granada, y JJ y yo lo liberamos antes incluso de empezar a escribirlo. Toda su redacción, desarrollo y corrección la hemos llevado a cabo de forma pública y abierta en un repositorio en GitHub.

No sé si nos habría funcionado mejor en una hipotética editorial al uso (aunque tengo mucha curiosidad por saberlo), ganando el soporte de una estructura comercial y de marketing a cambio de perder los derechos sobre nuestra obra, pero sin duda esta es una forma muy factible de editar un libro.

Por cierto: Compra el maldito libro, que tengo muchos vicios que pagar.
(377 visitas a este artículo)

Hombres y víctimas

Los treinta olvidados que nunca existieron

Hace algunos años, en uno de esos blog "Activista de los derechos de los hombres" (de defensa de los derechos de los hombres blancos conservadores occidentales de mediana edad) que son la copia española de los "MRA" norteamericanos, alguien puso un artículo sobre la violencia de las mujeres contra los hombres.

En ese artículo argumentaba que el número de hombres que el año anterior habían sido asesinados por sus mujeres ascendía a casi la mitad que el de mujeres asesinadas por su pareja.

Concretamente, esa cifra era de treinta hombres asesinados a manos de sus mujeres, y era una flagrante y obvia mentira.

Esa escandalosa cifra era, en realidad, un batiburrillo de violencia doméstica, en el que incluía a todos los hombres asesinados (maridos, hijos, abuelos...) por algún miembro de la familia (mujer, padre, hijo...); y era tan ridícula que sólo podía ser creída por alguien que hiciese un esfuerzo deliberado por creérsela.

Por supuesto, había (y hay) mucha gente dispuesta a hacer ese esfuerzo.

Muchos de estos grupos "Activistas de los derechos de los hombres" dieron (y siguen dando) credibilidad a esa cifra que, si ni siquiera actualizar, sale sistemáticamente en blogs, foros y prensa desde entonces.

Sí, también en la prensa.

Periódicamente, encontramos en los periódicos que "este año han sido asesinados 30 hombres a manos de sus parejas". A veces son "más de treinta", a veces son "casi treinta", pero siempre es "este año", todos los años. Es interesante el que esta cifra normalmente se opone al número real de mujeres asesinadas por causa de violencia de género actualizado al año que sea.

Es un poco ridículo porque repiten titulares año tras año: La prensa lleva diciendo que "Nadie habla de los 30 hombres asesinados por sus parejas" desde 2009 (titular un poco irónico porque, como es fácil de comprobar, no hacen más que hablar de esos 30 -inexistentes- desdichados).

De modo que ahí tenemos una sorprendente cantidad de periodistas que, como suele ser tristemente habitual, siguen dando el mismo numerito todos los años una y otra vez, sin molestarse en comprobar las cifras. Y, por supuesto, nunca citan la fuente de ese dato (porque no la saben, claro).

Así que la próxima vez que veas lo de "Nadie habla de los 30 hombres asesinados por sus parejas" recuerda que la respuesta es "Porque no existen".

No estoy criticando a la gente que cree estas cifras (aunque no está de más tener un poco de sentido crítico). Estoy criticando a los periodistas que muestra ser unos incompetentes (o, quizás, unos mentirosos) al no comprobar los datos que publican.

Las cifras reales

Como no soy periodista y estamos en navidades, me he molestado en perder una mañana buscando datos reales.

Si no hubiésemos estado en navidades habría tardado más: No puedes desperdiciar una mañana así como así si no es en vacaciones.

Si hubiese sido periodista habría tardado menos: Ser periodista es mucho más cómodo, porque puedes ignorar la realidad y escribir cualquier estupidez.

Para la siguiente gráfica he usado los datos que publica anualmente el Servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial en su "Informe sobre muertes violentas en el ámbito de violencia doméstica y de género". Esos informes son públicos y pueden encontrarse aquí (a menos que seas periodista o "Activista de los derechos de los hombres", en cuyo caso es imposible para ti encontrar esos informes).

La tabla está generada con un script de gnuplot, y muestra, para los años de los que hay publicado un informe, las víctimas mortales de violencia doméstica y violencia de género a manos de su pareja o ex-pareja de sexo contrario. Es decir, que no se muestran hombres víctimas de hombres ni mujeres víctimas de mujeres.

Víctimas mortales de la Violencia de Género y de la Violencia Doméstica en el ámbito de la pareja o ex pareja

Cualquier pretensión de que algún año esta cifra de hombres asesinados se ha acercado siquiera a treinta es evidentemente absurda.

De todos modos, podemos apostar a que la prensa seguirá hablando insistentemente de los treinta olvidados de los que "nadie habla".

Tanto el script que he usado para generar el gráfico como al tabla CSV con las cifras están en mi repositorio de githb. Allí también pueden encontrarse los enlaces directos a casa uno de los archivos anuales de los que he extraído los datos junto con párrafos justificativos de cada uno de ellos e indicaciones de en qué páginas pueden encontrarse. Si ves algo con lo que no está de acuerdo, se admiten pull request con las correcciones que se consideren necesarias.

He dicho más arriba que no se muestran hombres víctimas de hombres ni mujeres víctimas de mujeres. Lo he hecho deliberadamente para mantener la cuestión en los criterios originales, y que nadie diga que trato de hacer trampas mezclando datos. De todos modos, si incluyésemos víctimas asesinadas por su pareja del mismo sexo, la cosa cambiaría muy poco (los datos detallados año por año pueden encontrarse aquí).

Notarás que no he hablado de si ambos tipo de asesinato son comparables o no, si sus causas sociológicas son o no similares, ni si son mejores unas aproximaciones legales u otras, ni de otros tipos de violencia no mortal. Hoy, simplemente, hablo de los números. De lo fácil que es obtenerlos y de lo fácil que es creernos los que queremos creernos (y lo difícil que es creer los que no nos gusta creer).
(23190 visitas a este artículo)
Posts Posteriores (1/197) Posts Anteriores
PCMS 2004