Psicofonías

(algo así como el blog de Psicobyte)

Sincronizando git sobre ssh

Es decir: Cómo trabajar en varios ordenadores con git, sin usar Github ni ningún servicio similar, usando en su lugar un servidor local y una conexión ssh.

Para este ejemplo, supondré que queremos usar un ordenador de escritorio y un portátil, pero es fácilmente extensible a cualquier número de ordenadores.

Primero vamos a crear un "repositorio central" en nuestro ordenador de escritorio. Para ello usamos la opción "--bare", que sirve para crear un repositorio sin directorio de trabajo ni archivos:

psicobyte@escritorio:~$ git init --bare proyecto.git

En un repositorio creado con la opción "--bare" no se puede trabajar, por lo que vamos a clonarlo en un proyecto con el que trabajar:

psicobyte@escritorio:~$ git clone ~/proyecto.git

Esto nos crea un directorio llamado "proyecto" con un clon del repositorio central (aún vacío). Aquí ya podemos trabajar normalmente, comitear y pushear como harías con cualquier otro. Por ejemplo:

psicobyte@escritorio:~$ cd proyecto
psicobyte@escritorio:~$ touch holamundo
psicobyte@escritorio:~$ git add holamundo
psicobyte@escritorio:~$ git commit -m "añadido archivo vacío de poca utilidad"

Como me avisa fernand0 en un twitter, al estar nuestro "repositorio central" vacío, la primera vez que hacemos push debemos hacerlo de este modo:

git push --set-upstream origin master

Esto es sólo para la primera vez, y hace que se "emparejen" las ramas master de los repositorios. En adelante se puede hacer push normalmente sin problemas.

Hasta ahora hemos trabajado en un sólo ordenador, pero queremos poder hacerlo también desde un portátil. Nada más fácil.

Para ello necesitamos tener acceso ssh al ordenador de escritorio desde el portátil, y sería una estupenda idea que el ordenador de escritorio tuviese una IP fija. si tenemos eso, sólo hay que clonarlo usando la dirección y la ruta del servidor por ssh de este modo:

En nuestro caso:

psicobyte@portatil:~$ git clone ssh://psicobyte@192.168.1.3/home/psicobyte/proyecto.git

Y ya podemos trabajar tranquilamente.

Naturalmente, usando servicios como no-ip o similares, podemos usar el servidor más allá de nuestra red local.

(364 visitas a este artículo)

Tensión superficial

En una primera aproximación, "Tensión superficial" es una mera colección de imágenes, extrañas en general, inquietantes a veces, con un patrón abstracto pero definido.

En una segunda iteración mental, "Tensión superficial" es un juego gráfico de posibilidades ilimitadas, abierto y sorprendente.

Más de cerca, "Tensión superficial" se muestra como otro estúpido experimento en arte algorítmico.

Si la última vez Pi Mondrian era un programa que "plagiaba" a Piet Mondrian usando como fuente exclusivamente el número pi, esta vez el programa bubbles, otro script en python, usa cualquier expansión numérica para crear con su propio estilo.

bubbles devora secuencias numéricas con cuyos restos dibuja patrones pseudo-fractales, creando "burbujas" de las que brotan otras "burbujas" produciendo una espuma numérica. La posición de cada una, su color o incluso el número de ellas está determinado por la secuencia numérica que caracteriza a cada obra. Naturalmente, esto resulta en que cada número tiene una "espuma" propia que lo caracteriza.

Aquí tienes una pequeña galería con algunos ejemplos de las posibilidades de bubbles (haz click en las imágenes para ampliarlas):

Pi

Naturalmente, pi era el número con el que debía empezar esta galería:

(Pi)

e

Otro número de importancia matemática, la constante de Euler (e), presenta un patrón totalmente distinto:

(número e)

Psi

El número aúreo muestra un aspecto aparentemente más sobrio a primera vista:

(proporción áurea)

Raíz de dos

Al igual que la raíz de dos, que parece humilde y retraída:

(raíz cuadrada de dos)

Raíz de tres

Mientras que la raíz cuadrada de tres se muestra mucho más abierta y expansiva:

(raíz cuadrada de tres)

Tau

Por otro lado, Tau parece algún tipo de criatura primigenia que se extiende amenazadora:

(número Tau)

Números aleatorios

Como último ejemplo, una secuencia de dígitos aleatoria estalla en el caos puro del que está formada:

(secuencia de números aleatorio)

Esto son sólo algunos ejemplos, claro.

"Tensión Superficial" no pretende ser un muestrario estático y acotado de obras, sino que tiene la expansiva vocación de alcanzar la misma infinitud que el universo de los números del que brota.

Cualquiera puede usar el programa bubbles para crear sus propias "espumas" a partir de los número que prefiera.

Además, el programa está libremente disponible para todo aquel que quiera modificarlo, mejorarlo o cambiarlo de cualquier modo para ampliar aun más sus posibilidades y generar sus propios universos artísticos.

En cualquier caso, no me juzgues por esto. Es el exceso de calor y la falta de siesta.
(936 visitas a este artículo)

Prevención del linchamiento a políticos

Si es usted político...

  • No haga auto-stop ni recoja en su coche a desconocidos.
  • Por la noche, evite las paradas de autobuses en las que haya gente. Si el autobús está muy concurrido, procure sentarse cerca de la salida.
  • No pasee por el centro ni calles concurridas, sobre todo de noche, ni solo ni acompañado.
  • Si se ve obligado a transitar habitualmente por zonas habitadas, procure cambiar su itinerario. En otros países se utilizan mercenarios para ahuyentar a las masas. Considere la posibilidad de adquirir uno.
  • Evite permanecer de día en un vehículo estacionado cerca de centros comerciales, cines, teatros, etc.
  • Antes de aparcar su vehículo mire a su alrededor, por si percibiera la presencia de personas. Haga lo mismo cuando se disponga a utilizar su coche. Antes de entrar, observe el exterior. Podría encontrarse algún grupo de ciudadanos cabreados en los alrededores.
  • Si vive usted solo, no ponga su nombre de pila en el buzón de correos, sólo la inicial. Observe con especial atención las recomendaciones que se hacen en el capítulo dedicado a la vivienda. Eche las cortinas al anochecer para evitar miradas indiscretas. Tenga encendidas las luces de dos o más habitaciones para aparentar la presencia de dos o más personas en el domicilio.
  • Evite entrar en el ascensor cuando esté ocupado por extraños, especialmente en edificios de apartamentos. De cualquier modo, sitúese lo más cerca posible del pulsador de alarma.
  • Ante un intento de linchamiento, trate de huir y pedir socorro. Si no puede escapar, procure entablar conversación con la presunta turba con objeto de disuadirles y ganar tiempo en espera de una circunstancia que pueda favorecer la llegada de auxilio o permitir su huida. Todo ello, mientras observa los rasgos físicos de sus agresores, en la medida de lo posible.

¿Absurdo? Tanto como estos otros

Criticáis

Criticáis
(720 visitas a este artículo)

El valle inquietante está en Barajas

Imagínate que tienes que interaccionar con un robot. Se supone, normalmente, que cuanto más parecido sea este a un ser humano más fácil será para ti o para mí tratar con él. Un informe amasijo de cables y tornillos nos provocaría más incomodidad o rechazo que el típico mayordomo de aspecto perfectamente humanoide de las películas.

En casos extremos como los que he mencionado arriba parece claro, pero la cosa se vuelve un poco distinta en medio.

El "valle inquietante" (A veces también "valle extraño" o "valle inexplicable") es una hipótesis según la cual, en esa zona intermedia entre desagradables máquinas inhumanas y perfectas imitaciones de las personas hay una zona de "demasiado parecido a una persona para ser máquina pero demasiado extraño para ser humano" que es aún incluso más desagradable que la versión menos humana.

Se suele representar con una gráfica como esta, y que he copiado del artículo de la wikipedia:

El Valle Inquietante

El eje horizontal indica cuánto se parece esa máquina a un humano. El eje vertical representa la "Familiaridad", es decir, cómo de cómoda se siente una persona interaccionando con esa máquina.Esa depresión que hace la curva es a lo que se llama "el valle inquietante".

Comento todo esto porque he encontrado el centro de ese valle, su zona más profunda y tenebrosa, en la T4 de [Adolfo Suárez] Madrid-Barajas.

El sistema de facturación automática de Iberia es tan mecánico y poco atractivo que alguien decidió dotarlo de un aspecto más humano usando un proyector y una silueta de vinilo. Proyectando desde atrás una imagen más o menos animada, que mueve las manos y gesticula, la figura parece interaccionar con el visitante en tránsito.

El resultado es este:

El Valle Inquietante

Más cerca:

El Valle Inquietante

El puto centro del Valle inquietante.

(1319 visitas a este artículo)
Posts Posteriores (1/195) Posts Anteriores
PCMS 2004