Psicofonías

(algo así como el blog de Psicobyte)

Domingo (6)

PinUp de Alberto Vargas

Hoy es domingo. Y los domingos no hay posts, que son para el asueto.

(La chica de la izquierda es obra de Alberto Vargas)

(10214 visitas a este artículo)

Una de vaqueros

Como anoche aún estaba un poco tocado por el resfriado, me tocó quedarme en casa.

Y, para pasar un rato entretenido en casa, nada mejor que estrenar (Junto con Li, Campanilla y Opik: Unos pistoleros realmente duros.) el "Bang!", ese juego de cartas que tenía preparado esperando su momento.

Bang!

Con todos los textos en inglés e italiano, como corresponde a un "spaghetti western", este juego de cartas no coleccionables es simple y bastante rápido (al contrario que, por ejemplo, el Munchkin, que a veces es insufriblemente largo...)

Pueden jugar de cuatro a siete jugadores (Mínimo: Un Sheriff, dos forajidos y un renegado) a partir de los doce años, y las reglas parecen promover el juego en equipo y las alinazas, aunque sean temporales.

El objetivo del juego para cada jugador depende del rol que le haya tocado:

  • Sheriff: Acabar con todos los forajidos y con el renegado.
  • Ayudante(s) del Sheriff: Mantener vivo al Sheriff.
  • Forajidos: Acabar con el Sheriff.
  • Renegado: Ser el último personaje vivo.

La dificultad estriba en que, salvo el sheriff, todos los roles permanencen en secreto. De modo que no sabes exactamente a quién te estás enfrentando en cada momento.

Además de un rol, tienes un personaje (Calamity Jane o Billy el Niño, por ejemplo) cada uno con tres o cuatro "vidas" y alguna habilidad o capacidad especial, para darle más variedad al asunto.

Básicamente, el juego consiste en disparar a los oponentes (con la carta Bang!) que tengas al alcance de tus armas (la distancia se mide en función de la posición de los jugadores en la mesa), mientras evitas sus balas (con la carta Mancatto), y en tomarte una cerveza de vez en cuando para recuperar la salud.

Algunas cartas especiales (Saloon, los Indios, Dinamita, Barril...) le dan su poquito de variedad y un toque "spaghetti western" la mar de divertido.

En particular, un cartucho de dinamita encendido, pasando de mano en mano con riesgo de explosionar en cualquier momento, puede acabar con los nervios del tipo más duro a este lado del río pecos.

Su principal defecto es que cuando mueres estás muerto (Algo bastante natural, por otro lado). Lo que significa que lo único que puedes hacer cuando mueres es esperar a que los demás acaben de jugar. Pero, al menos, como he te comentado más arriba, las partidas son bastante rápidas.

Partida de Bang!

En defintiva: Un juego divertido (muy divertido) y con reglas fáciles, perfecto para "explicar y jugar", sin tener que pasar horas detallando el reglamento.

Si, mientras dure la partida, pones banda sonora de "El bueno, el feo y el malo" o una similar, ya tienes el ambiente ideal para tu partida...

Mira tu oponente a los ojos mientras juegas la carta de "Duelo":

- Uno de los dos sobra en esta ciudad, Sheriff. Mañana al amanecer, frente al Saloon.

- Veremos quién es más rápido, forastero.

Otros post en este blog que hacen alusión a este:
(12028 visitas a este artículo)

Matemática vegetal

Dicen que es una Brassica oleracea (O sea, una coliflor). ¿No es preciosa?

(8858 visitas a este artículo)

Máquina térmica

Ayer pasé la terde en cama, mientras mi cuerpo se debatía en un fiero combate contra un ejército de virus. Parece ser que en algún momento creí, equivocadamente, que me había bajado la fiebre y escribí algo parecido a lo siguiente (he reeditado el texto, porque era un caos tanto en la sintaxis como en la semántica):

En el estrecho e indefinido espacio que la fiebre deja entre sueño y vigilia, he soñado con una máquina de movimiento contínuo (de primera especie, creo) de pesas desequilibradas, con una estética a lo "Sky Captain y el mundo del mañana".

Cuando me ha bajado la fiebre, ha dejado de funcionar. Lo que demuestra que no era un auténtico "perpetuum mobile", sino una máquina térmica de lo más normal que se alimentaba de la diferencia de temperatura entre mi fiebre y el entorno.

En ralidad, aún tengo algo de fiebre. Lo dejo aquí como ejemplo del efecto que el calor puede tener sobre las neuronas.

Otros post en este blog que hacen alusión a este:
(14659 visitas a este artículo)

Publicidad gratuita

Me niego a poner banners, ni adSenses ni esas leches en mi blog. Me niego a poner publicidad aquí...

Excepto cuando yo quiera publicitar algo:

Un conocido se ha metido en el siempre arriesgado negocio de montar un "Pub", concretamente de esos que lo mismo te ponen un café a medida tarde que te sirven copas a altas horas de la noche.

La idea, en principio, no es original (y menos en Granada, donde abundan), pero es que este sitio tiene algunos detalles que le hacen distinguirse del resto.

El primero, que yo considero un defecto pero que la gente suele apreciar, es que tiene una gran pantalla con un proyector para poner, los días que toque, el partido de futbol de rigor.

El segundo es que tiene una colección bastante decente de todos esos juegos "raros" que ya he comentado alguna vez que me gustan (Munchkin, Carcassonne, Colonos de Catán, etc..).

El tercero, y que puede ser muy interesante de cara a futuras kedadas granadinas, es que tiene WiFi (Guaifai, también conocida como Güirelés) pública, abierta y, según me cuentan, funcionando.

El sitio en cuestión se llama "Musik-7", y está en el número seis de la calle Rector García Duarte (Cerca de ese templo del kistch conocido como "Rincón de Michael Landon").

Cafetería-Pub Musik 7

Si vais por allí no olvideis decir que vais de parte del Psicobyte. No os harán ninguna rebaja por ello pero, si llega mucha gente diciendo lo mismo, a lo mejor a mí me invitan a una copilla...

(10714 visitas a este artículo)
Posts Posteriores (1/6) Posts Anteriores
PCMS 2004