Psicofonías

(algo así como el blog de Psicobyte)

Cerrado por vacaciones

Si, y justo a tiempo.

De modo que, durante aproximadamente un més, no me vereis por aquí.

Hasta entonces.

Cerrando el kiosko, que nos vamos
(7593 visitas a este artículo)

Figuras de Acción

Desde los viejos tiempos de Satr Wars, los Masters de Universo o los clásicos muñequitos de comic, como el Capitán Américala Cosa, el género jugetil llamdo de "Figuras de Acción", ha crecido y se ha multiplicado de una forma pasmosa.

El cine de fantasía y SF y el comic han supuesto, como hemos visto, un aporte fundamental: desde la interminable estirpe de los Alien / Predator, hasta las grandes estrellas de última hornada del Señor de los anillos, como la bella Eowyn o el feo Gollum.

Pero es evidente que esto no se iba a parar aquí.

Primero empezaron las estrellas del rock, pero un inmenso mercado friki les estaba esperando.

Las figuras históricas podían ser una elección adecuada aunque, para el mercado americano, nada mejor que halagar su patritismo en forma de Bush.

Porque en un alarde de frikismo ¿Quién no querría tener su propia figura de acción del viejo Albert Einstein o de Benjamin Franklin? O, algo más lietrario, como Shakespeare o Poe... O cualquier personaje que se te ocurra.

Poer si no es suficiente con esto, la divinidad también está cubierta en esta página, ya seas de tendencia cristiana, musulmana, Budista...

Cada cual tiene sus manías y favoritismos. Puede que no te interese tener tu figurita de Kill Bill pero me sé de uno al que le encantarán las de la serie Buffy Cazavampiros, otro que quiere tener su propio Joey Ramone y otra que seguro que disfruta con los caballeros de la tabla cuadrada.

El manga tiene su morbo, pero nada comparable a tener tu propia acrtiz porno sobre tu mesita de noche.

En definitiva, este es un mundo de frikis. Y, si no te sientes representado ni siquiera por tu figurita de un geek, siempre te queda la opción de encargar una con tu propia efigie.

Y existe una infinidad más de opciones...

Otros post en este blog que hacen alusión a este:
(15521 visitas a este artículo)

Cine de Verano

El cine de verano está lleno de ventajas:

Puedes comer en la sala, puedes fumar, puedes incluso hacer un estudio antopológico observando a los que se traen a sus (siempre hiperactivos) hijos a ver una película en plan familiar.

Además, por el precio de la entrada, tienes derecho a ver tu película y a escuchar, además, la que están proyectando en la sala de al lado.

También, si hace frío, tienes derecho a pasar frío.

Si la película te aburre, puedes ir al bar a pedir una copa y a charlar sobre lo mala que es con otros "aburridos", o puedes simplemente dedicarte a contemplar las pocas estrellas que se ven en el firmamento urbano.

O también, si no tienes otra cosa que hacer, puedes intentar estrangular a alguno de los anteriormente mencionados hijos hiperactivos. El resto de la sala (con la probable excepción de los padres del susodicho), te lo agradecerá sacandote a hombros entre vítores y hosannas.

A pesar de lo que pudiera parecer por lo que te digo, me gusta el cine de verano.

Simplemente, soy realista.

Este año, hasta ahora, solo he ido a ver dos películas al cine de verano:

Fuí a ver Troya con muy pocas esperanzas puestas en ella. Y, sin embargo, al final, me decepcionó.

El viejo Homero, si viviera hoy día, agradecería ser ciego. Pero no es eso. Es que la peliculilla es aburrida hasta más no poder, y los personajes son patéticos individuos sin interés. Ni siquiera es una buena película de acción.

La otra que he visto es Kill Bill Volumen II (Imprescindible haber visto antes el Vol. I). Vale: Esta sí mola.

Tampoco es fascinante, pero está bién. Tiene algunos momentos muy buenos aunque, a veces, me dá la impresión de que no soy lo bastante friki para segurile los detalles...

A ver si me dá tiempo a ver Yo robot porque, con tanta crítica tanto positiva como negativa o muy negativa, me está entrando la curiosidad.

(8703 visitas a este artículo)

11111

Números

La monótona sucesión de unos que dá título a este post es la representación binaria del número que los romanos escribían XXXI, en hexadecimal se escribe 1F y en octal, si es que alguien sigue usando el octal, se representa como 37.

Ah, claro: En el aburrido sistema dedcimal, el númerito en cuestión se escribe 31.

Esta estúpida disquisicón numérica viene a que ese es el número de años que cumplo hoy.

Fechas

Haciendo cuentas, verás que nací un Domingo 5 de Agosto del año 1973 A.D.

Si lo de los formatos numéricos está lioso, lo de las fechas tampoco es moco de pavo. Porque, según el calendario hebreo, yo nací el 7 Av de 5733. Pero, para los musulmanes, tan importante acontecimiento ocurrió el 7 de Rajab del año 1393 de la Hégira. Y según el calendario Juliano (previo a la corrección Gregoriana), la cosa ocurrió un 23 de Julio de 1973.

Pero antes, con los romanos, habría sido el "Dies Solis ante diem X Calendae" del mes de Augustus del año MMDCCXXVI a.u.c.

Por poner algo más exótico, según el calendario nepalí, fué un 21 de Shrawan de 2030.

En el calendario republicabo Frances, el citoyen Psicobyte nació un Septidi 17 de Termidor del año 181 de la Repúiblica.

Y, te preguntarás, ¿a qué viene tanta chorrada de bases numéricas y calendarios?

Pues a eso, a que es mi cumpleaños y, con 31 tacos, no se me ocurre que otras tonterías decir...

Ah, y Gracias, muchas Gracias. Es que tengo unos amigos muy apañaos...

(8628 visitas a este artículo)
Posts Posteriores (1/1) Posts Anteriores
PCMS 2004