Psicofonías

(algo así como el blog de Psicobyte)

Cosas sorprendentes que descubren los liberales

El inesperado efecto de los sindicatos

Hace unos meses Bloobmerg publicaba que, contra todo pronóstico, parece que los sindicatos son buenos para los trabajadores.

El medio de información financiera ha descubierto que los sindicatos podrían no ser tan malos para los trabajadores como pensaban "los economistas" (no termina de aclarar qué economistas), y que la actividad sindical, a despecho de lo que afirma el "paradigma estándar de la teoría económica moderna", podría ayudar a cosas tan sorprendentes como subir los salarios o reducir las desigualdades.

Supongo que es un descubrimiento que puede llegar a resultar sorprendente, pero sólo si haces un deliberado esfuerzo por ignorar toda la historia desde siglo XIX.

Enhorabuena, creo.

Si esto no fuera suficiente sorpresa, Bloomberg nos advierte también que entre las virtudes de los sindicatos está también el del de servir como posible vacuna contra el socialismo, ese peligro que se extiende entre la juventud Estados Unidos.

Estos liberales deben estar locos.

Adivina a quién no le importa tu empleo

Por otro lado, el New York Times ha mandado a un experto al foro mundial de Davos, para que pueda contarnos de qué hablan las élites económicas.

Y resulta que, gracias a que ha asistido atentamente a las reuniones y conferencias de ese foro económico mundial, ha descubierto que "muchos de nuestros jefes quieren que las máquinas nos reemplacen lo antes posible".

En serio.

Resulta que, a pesar de que en público reconocen los grandes problemas sociales y económicos derivados de la mecanización y el uso de la inteligencia artificial en un contexto capitalista, en privado declaran estar metidos en una carrera para reemplazar a sus trabajadores antes de que se les adelanten sus competidores.

En un sorprendente giro de guión, los empresarios prefieren obtener beneficios aunque eso implique despedir gente. ¿Quién podía esperárselo?

¡Que escándalo! ¡Que escándalo!

El New York Times cita a Erik Brynjolfsson, director de la Iniciativa para la Economía Digital del M.I.T. que afirma lo siguiente:

La elección no está entre la automatización y la no automatización, es entre si se utiliza la tecnología de una manera que crea prosperidad compartida o una mayor concentración de la riqueza.

¿Enriquecerse o compartir la prosperidad? Probablemente no haga falta un experto en "paradigma estándar de la teoría económica moderna" para adivinar qué opción elegirán los empresarios.

Quizás en Bloomberg lo descubran dentro de cien años.

(1045 visitas a este artículo)

La izquierda ridícula y los billetes de 500

En 2011 Izquierda Unida lanzó otra de esas propuestas ridículas que demuestran que la izquierda no sabe de economía, que sólo propone tonterías, y que no tiene ni idea de lo que habla.

La idea era retirar de la circulación los billetes de 500 Euros para así hacer aflorar el fraude fiscal que se ocultaba por medio de ellos, principalmente aquellos inscritos en la burbuja inmobiliaria en la que habíamos estado metidos hasta 2008.

Dicho brevemente: El principal uso de los billetes de 500 euros es hacer transacciones en dinero negro fruto de actividades delictivas. Especialmente aquellas relacionadas con la especulación inmobiliaria. Retirar los billetes obligaría a sus poseedores a pasar por el banco para cambiarlos, haciendo aflorar todo ese dinero oculto.

A muchos expertos liberal-conservadores, comentaristas políticamente incorrectos, tertulianos profesionales y, en general, señores de derechas, les pareció una idea de la más divertida, símbolo del desapego de la realidad de este partido.

Como se puede ver en los comentarios a la noticia en El Mundo, el cachondeo ante la ocurrencia era general:

Esta gente..... siempre con los pies en el suelo y proponiendo cosas interesantes. Da gana de botarles.
La verdad es que son pateticos, pero lo curioso es que aun habra algun despistado que los vote jajajajajajaja
Pero de dónde c.... sacamos a nuestros polítcos? Son demenciales

No contentos con el ridículo conseguido, en 2014 los de Izquierda Unida insistieron en llevar su propuesta al congreso.

La apostilla final de la noticia en La Gaceta es bastante descriptiva:

[...] la cuestión que habría que plantearse es el por qué aumenta el fraude fiscal, y si la mejor forma de combatirlo no sería bajando impuestos en lugar de cerrar el paso a billetes de tan gran magnitud.

Pero no todo era ridículo y vergüenza porque, en 2013, Rubalcaba se mostraba a favor de la ocurrencia durante un coloquio y, por fin, en 2016 el BCE (que hasta 2013 estaba totalmente en contra de la medida) anunció la retirada de los dichosos billetes para 2019.

En tan solo ocho años lo que al principio era otra tontería de la izquierda se ha convertido en un astuto plan del BCE para atajar el delito.

Así que, a partir de este año, los billetes de 500 euros se comenzarán a retirar de la circulación.

¿Qué ha pasado en los ocho años que van entre 2011 y 2019? ¿Qué ha cambiado desde la ridícula propuesta de Izquierda Unida hasta la inteligente maniobra del BCE?

Pues, para empezar, y pasando por alto la inconstitucional amnistía fiscal que aprobó el gobierno del partido popular, lo que ha pasado es que todos los delitos fiscales que se perpetraron durante la burbuja inmobiliaria han prescrito.

Todos los especuladores inmobiliarios que eran el principal objetivo de la medida se irán de rositas.

Ahora reíros de las ridículas propuestas de esos "patéticos" de la izquierda.

(1933 visitas a este artículo)
Posts Posteriores (1/1) Posts Anteriores
PCMS 2004