Psicofonías

(algo así como el blog de Psicobyte)

Saludos

Li y Psicobyte sacando la lengua
(3661 visitas a este artículo)

Reacción interna

Este es el enésimo video del jueguecito de los Mentos y la Pepsi.

Pero con la diferencia de que esta chica le da un nuevo y sorprendente giro (No apto para espíritus sensibles):

Te la advertí: Es un poco fuerte...

(4489 visitas a este artículo)

Matar la Wikipedia

Parece que últimamente me ha dado por escribir "cartas abiertas". Espero que sepas disculparme, pero debe ser que de un tiempo a esta parte tengo el cabreo fácil.

Esto va por vosotros, wikipedistas.

Editores, mantenedores, bibliotecarios, soportes de la Wikipedia.

Tíos, de verdad, yo os respetaba. Os admiraba.

¡Mierda! ¡Mierda! ¡Mierda! ¡Y mierda!

¿Es que somos estúpidos?

¿Es que no hemos aprendido nada?

¿Es que lo hemos olvidado todo?

Íbamos a hacer algo distinto. Internet iba a ser diferente. Sería un espacio de todos y para todos por igual. Íbamos a construir la base para una futura sociedad mejor.

Estábamos cambiando la Catedral por el Bazar, y te juro que pensábamos que iba a ser algo grande de verdad.

Sí. Pueden parecerte gilipolleces de un tonto idealista y sin sentido común pero, cuando hace unos diez años yo esta descubriendo Internet, eso era algo que bullía en la red.

Íbamos a inventar una democracia nueva.

¿Habéis olvidado nuestra declaración de independencia?

No hemos elegido ningún gobierno, ni pretendemos tenerlo, así que me dirijo a vosotros sin más autoridad que aquélla con la que la libertad siempre habla.

¡Joder! ¡Íbamos a ser libres!

Internet sería el nido donde crecerían las semillas de nuestras TAZ's (Sí. También sé que hoy día nadie sabe qué coño es una TAZ, y sé que tampoco nos importa.)

Cuando nació Wikipedia fue un día feliz. Sí, te lo aseguro, fue un día realmente grande.

Wikipedia era el ejemplo perfecto de "Democracia Total". Tú le hablabas a alguien de una enciclopedia en la que cualquier podía añadir artículos, o ampliarlos, o modificarlos. Y hacías hincapié en el "cualquiera". Y si alguien te decía "Pero eso no puede funcionar", tú les decías, sonriente como un Galileo con un póquer de ases, "Eppur si muove", "Y sin embargo, se mueve. Ahí la tienes".

En serio. Erais el orgullo de Internet. Todos los gobiernos y los militares y las empresas que se habían ido comiendo la red habían merecido la pena, porque ahí estaba la puta Wikipedia, para darles con ella en las narices y decirles "Eppur si muove, capullos: Somos perfectamente capaces de organizarnos solos y no queremos líderes, porque somos hombres libres."

Todos nos mirábamos en el espejo de la Wikipedia y nos decíamos "Es posible ser libre".

¡Lo teníamos! ¡Teníamos el futuro al alcance de la mano! ¡Joder! ¡Mierda! ¿No veis que lo teníamos en la punta de los dedos?

¡Imbéciles! ¡Estúpidos! La Wikipedia sería nuestro abanderado.

El día después de la revolución, cuando comenzásemos a crear un mundo nuevo y mejor, la bandera de la Wikipedia ondearía en nuestros corazones, en nuestras mentes. Y pensaríamos "Haremos algo parecido a eso".

Sí, soy un idealista estúpido. Pero, entonces, muchos lo éramos.

Sin libertad, sin igualdad, la Wikipedia no tiene sentido. Si vosotros mismos, los wikipedistas, acabáis con la libertad, si vosotros mismos acabáis con la igualdad, seréis vosotros quienes hayáis matado la Wikipedia.

Pero a la Wikipedia la estáis matando vosotros mismos, os la estáis cargando.

Sí, tíos, estáis jodiendo vuestro propio paraíso, Lo estáis mandando a tomar por culo, a la mierda. Estáis acabando con vuestro propio sueño.

En serio, pensadlo, aún estáis a tiempo: ¿Era esto lo que soñabais cuando empezasteis?

Si es así, si preferís joderlo todo, entonces sois unos cerdos. Y al final, cuando hayáis matado la Wikipedia, cuando hayáis quemado todo aquello en lo que una vez creímos, entonces os miraremos. Y nos será imposible "distinguir al cerdo del hombre, y al hombre del cerdo".

Esto va por vosotros, wikipedistas.

Editores, mantenedores, bibliotecarios, soportes de la Wikipedia.

Tíos, de verdad, yo os respetaba. Os admiraba.

Ahora os desprecio.

(19548 visitas a este artículo)

Domingo (33)

Pin-Up de Jason levesque

Hoy es domingo. Y los domingos no hay posts, que son para el asueto.

(La chica de arriba es obra de Jason levesque)

(3888 visitas a este artículo)

Las fotos de Tamara Hoover

Y si tu ojo te es ocasión de pecado, sácatelo y arrójalo de ti.

San Mateo 18,9

Te presento a Tamara Hoover:

Foto de Tamara Hoover (1)

Tamara Hoover es profesora de arte en una escuela superior en Austin, Texas.

También se define como artista, lo que, en una profesora de arte, no resulta muy sorprendente.

Pero tiene un problema: A Tamara Hoover quieren expulsarla de su trabajo.

Foto de Tamara Hoover (2)

Si Tamara Hoover incumpliese su deber de profesora (por ejemplo, negando la evolución en favor de la mitología) no tendría ningún problema. Después de todo, trabaja en Austin, Texas. Y allí esas cosas se ven con cierta tolerancia.

Si Tamara Hoover fuese a clase con una pistola al cinto tampoco tendría ningún problema. Ya sabes, trabaja en Austin, Texas. Y allí esas cosas se ven con cierta tolerancia.

Si Tamara Hoover patrullase la frontera con un rifle en busca de inmigrantes tampoco tendría ningún problema. Por lo mismo, trabaja en Austin, Texas. Y allí esas cosas se ven con cierta tolerancia.

Pero Tamara Hoover no hace ninguna de esas cosas que en Austin, Texas, se ven con cierta tolerancia.

Tamara Hoover ha hecho algo que su consejo escolar considera incompatible con su labor docente. Porque Tamara Hoover se define como artista, y hace fotos, y se muestra en fotos. Y algunas de estas fotos están en Internet. Y, en algunas de estas fotos en las que aparece y que están en Internet, Tamara Hoover está desnuda.

Foto de Tamara Hoover (3)

Y eso, para el consejo escolar, la inhabilita como profesora de arte.

Supongo que opinan que, si los tiernos y sensibles alumnos ven imágenes con las tetas de su profesora de arte, pueden perturbarse gravemente y dedicarse a hacerse pajas, en lugar de ir con sus padres al beisbol o al desierto a disparar con la semiautomática.

Y es que en Austin, Texas, no se permiten esas indecencias. Tamara Hoover habría hecho mejor enseñando el creacionismo, cargando con una pistola o patrullando la frontera con un rifle.

Pero fotografíarse las tetas es un pecado.

Y no. Todo esto, pese al sarcasmo, no es una crítica al consejo escolar, ni a los ciudadanos de Austin, ni a los tejanos, ni a Norteamérica.

Porque tengo la fuerte impresión (y ojalá me equivoque) de que si Tamara Hoover trabajase en el instituto que hay cerca de mi casa, le habría ocurrido algo muy parecido.

A veces, tengo ganas de vomitar.

Más detalles en el blog de Tamara Hoover, que busca ayuda para enfrentarse a este caso.

En Flickr puedes ver un set de fotos de la "escandalosa" Tamara Hoover

[Via Save Manny (Me temo que no sé cómo llegué hasta ahi)]

(29684 visitas a este artículo)
Posts Posteriores (2/6) Posts Anteriores
PCMS 2004