Psicofonías

(algo así como el blog de Psicobyte)

Pena de muerte

Han condenado a muerte a otro hombre.

Uno más.

Pero, a diferencia de Amina Lawal o Stanley "Tookie" Williams, este tipo tiene bastantes menos amigos en el mundo, y dificimente sus ejecutores van a recibir avalanchas de cartas de protesta.

Evidentemente, estoy hablando de Saddam Hussein. Seguramente debe ocupar un lugar bastante destacado en el ranking mundial de hijos de puta pero, si estás en contra de la pena de muerte, estás en contra de la ejecución, también, de los cabrones.

Sí. Yo quiero que Saddam Hussein viva.

(13138 visitas a este artículo)
PCMS 2004