Psicofonías

(algo así como el blog de Psicobyte)

De botellones y libros

Antes de nada, me sumo a la curiosa convocatoria ideada por Pandragoq:

REUNIÓN LECTORA GRANADINA

Desde aquí os invito a todos a reunirnos en los jardines del triunfo, a eso de las 12 de la mañana del Sábado 25. Traed un libro (o mejor 2, para el que no traiga), y símplemente sentaos en los jardines a leer.

La idea de esta reunión salta a la vista. En algunas ocasiones llego a plantearme el hecho de que quizá sea yo la única persona que prefiere una "tarde-con-libro" a una "noche-con-botella", y espero estar equivocado. Obviamente, nada impide que acompañeis vuestra lectura con una cerveza o una coca-cola, pero os pido que seais comedidos en ese aspecto.

Avisad a vuestros amigos lectores, haced eco de esta propuesta.

[Vía Arkangel]

La relación con los recientes botellones es inevitable, claro. Pandragoq sugiere una disyuntiva entre libros y botellas. Pero yo, que no soy muy aficionado (ni poco, en realidad) a la "noche-con-botella", no creo que sean cosas incompatibles.

Esta convocatoria no tendrá, ni por asomo, ninguna acogida comparable a los botellones. Seguro que alguien aprovecha esta circunstancia para hacer el consabido análisis de hábitos sociales juveniles en la línea "Borregos que prefieren emborracharse a leer".

Como hoy tengo el ánimo sociológico, y por puro afán de llevar la contraria, me adelanto a esa previsible crítica y le niego validez.

Tractatus Logico-Botellonicus

Los jóvenes no se van de botellón a emborracharse.

Igual que sus papás no van a los bares, (o pubs, o similares) a emborracharse. Habrá algunos que lo hagan, pero ese no es el objetivo de la inmensa mayoría de la gente que va a un bar, un pub o un botellón.

Lo queramos o nó, nos parezca feo o bonito, el consumo de alcohol están enraizado en lo más profundo de nuestra cultura. Simplemente nos resulta difícil imaginar una situación social que no esté regada por el alcohol: Si unos amigos te invitan a comer en su casa, lo elegante es llevar tú el vino. Si eres tú el que invita, ofreces una copa. Bodas, bautizos, comuniones. Un brindis para celebrarlo...

De hecho, beber en sí es una actividad social. La mayoría de la gente, simplemente, no bebe sola.

La gente va de botellón a conocer a otra gente, a relacionarse, a ligar. En nuestras sociedades urbanas, simplemente no sobran las oportunidades de conocer a otras personas.

Criticar a los jovenes del botellón por beber no tiene sentido, si no se incluye en esa crítica a toda la sociedad, que bebe en todas las circunstancias.

¿Y qué pasa con los libros?

Y, si el botellón tiene tanto éxito como situación de intracción social ¿Por qué la libro-quedada de Pandragoq no tendrá (ni podrá tener) el mismo éxito?

Por que leer no es, ni será jamás, una situación social.

La gente charla y bebe, ofrece de su copa, bromea, se relaciona mientras sostiene un vaso en la mano.

Pero leer un libro es todo lo contrario. Leer es algo estrictamente privado. El libro exige toda tu atención, no puedes conversar y leer a la vez.

Un bar puede ser un perfecto entorno de de "inmersión social", pero una biblioteca es, probablemente, el peor lugar para conocer gente (es posible que veas a gente en la biblioteca, pero los conocerás fuera).

Por otro lado, el que haya más personas leyendo a tu alrededor no aporta nada a tu lectura. No lees mejor por ello. Las asociaciones de lectores comentan sus lecturas en grupo, pero leen en solitario. Si leer en un "entorno social" no aporta nada ni a la lectura ni al aspecto social, jamás tendrá el éxito del botellón.

Una cita callejera para jugar al ajedrez tiedría más visos de funcionar que lo de la lectura, porque el ajedrez sí tiene un componente social: Puedes conocer gente mientras juegas, puedes jugar mientras conoces gente y necesitas gente para jugar.

La cita de Pandragoq es algo interesante que merece la pena, y una oportunidad para conocer a otros lectores y hablar de libros. Algunas personas leerán menos y hablarán más, y otras hablarán menos y leerán más (aunque sospecho que, en general, se leerá bastante poco). Pero no tendrá el éxito de un botellón, y nunca se convertirá en una costumbre.

Y no porque los jóvenes sean unos borrachos que prefieren beber a leer, si no porque leer y beber son cosas distintas, que se hacen en momentos distintos.

(7416 visitas a este artículo)
Dirección de TrackBack: http://www.psicobyte.com/trackback/de_botellones_y_libros
Comentarios:
# [22 de Marzo de 2006 a las 12:59] Veva
Últimamente está ese psicocerebro en plena y brillante ebullición! Perfecta la distinción entre la diversión social y la privada. Bravo!
# [22 de Marzo de 2006 a las 13:55] Allan Psicobyte
¡Cachis, Veva! Ultimamente me llevas de sonrojo en sonrojo...
# [22 de Marzo de 2006 a las 14:08] antoniocasas
Tú lo has dicho!
# [22 de Marzo de 2006 a las 16:28] lucille
De hecho, si has visto el telediario, una banda terrorista anuncia un alto al fuego y los políticos ¡oh sorpresa! beben frente a los medios. Cuán curioso...
# [22 de Marzo de 2006 a las 17:23] JJ
No todo el mundo tiene un entorno "social" para ir de botellón. Sin embargo, no pasa nada si lee un libro, y al menos tiene tema de conversación.
# [22 de Marzo de 2006 a las 19:53] Veva
JJ, siempre nos queda el bar de la esquina, no?
# [22 de Marzo de 2006 a las 22:08] leo
Claro y sencillo. Tienes la habilidad de plantear facilmente cuestiones en las que se enredan y tropiezan los medios. Claro que tampoco les interesa crucificarse... es más facil demonizar a la juventud mientras toman la copita en el bar.

Mi más sentida admiración, sr. Psicobyte.
# [22 de Marzo de 2006 a las 23:53] Sota de Picas
Gran post. Le pongo un link, con su permiso.
# [23 de Marzo de 2006 a las 01:50] León
leo, que no León!
# [23 de Marzo de 2006 a las 02:15] Cástor
Simplemente sentido común, lo que hace genial esta entrada igual que muchas otras de su blog.

Una pena que en los medios prime el sensacionalismo, y entretenga el señalar con el dedo...

Con su permiso, otro enlace.

Un saludo
# [23 de Marzo de 2006 a las 14:15] Taikochu
Totalmente de acuerdo con la exposicion. Magistral!!!
# [23 de Marzo de 2006 a las 18:45] NatXoX
"Y, si el botellón tiene tanto éxito como situación de intracción social ¿Por qué la libro-quedada de Pandragoq no tendrá (ni podrá tener) el mismo éxito?"
- Lo primero y principal, porque no iban a estar desde 15 días antes anunciándola en todos los telediarios y comentando los records anteriores.
- Y en Granada, bueno. Tú le pagas el sueldo a los concejales.
- Repartirán el guinnes, o se lo quedarán los socios?
# [24 de Marzo de 2006 a las 11:28] Allan Psicobyte
JJ: Claro. Si lo único que digo es que son cosas distintas que se hacen en circunstancias distintas y con objetivos distintos. Que no existe la disyuntiva "Libros vs. Alcohol", y que este y el botellón no són, en puridad, actos comparables.

Sota de Picas y Cástor: No tenéis que pedir permiso, claro. Es un honor que me hacéis.
# [24 de Marzo de 2006 a las 15:47] Raulo
Ahhh, es decir, ¿que el botellón es solo una actividad social?, ¿que no es para que mucha gente (mas de la que cree) valla a emborracharse?. Pues digame usted porque la gente prefiere irse a 2 Km de la ciudad para poder beber alcohol y es impensable hacer lo mismo de una manera que lo que se ingiera no sea alcohol. ¿Acaso eso no sería una actividad social?. La ley permite beber en la calle, siempre que no sea alcohol, claro esta, pero si no es alcohol, pues no es lo mismo.
Está claro que una reunión de libros no va a tener exito, claro está, pero no porque no sea una actividad social, sino porque realmente a la mayoría no les gusta leer. Sino, recuerden todos cuantos libros (que no hallan sido obligatorios) han leido en el último año.. pocos ¿verdad?. Ahora justo lo contrario, traten de recordar cuantas copas se han bebido en el último año... sobran los comentarios, ¿no?.
# [24 de Marzo de 2006 a las 17:25] jose
Hombre Raulo, es que leer un libro es una cosa que requiere más cuidados y tiempo que beber una copa, a menos que el libro sea de Dan Brown, claro.
# [24 de Marzo de 2006 a las 21:56] -naan-
Hay personas a las que leer Dan Brown ya les supone un esfuerzo intelectual considerable...
# [24 de Marzo de 2006 a las 23:38] Ariom
En contestación a lo que dice Raulo, creo que el papel del alcohol en nuestra sociedad ya ha sido muy bien descrito por psicobyte, por eso la gente se reúne a beberlo. Además, el alcohol deshinibe, y ayuda a conocer gente.

Y lo de que es impensable que los jóvenes se reúnan para algo que no sea beber alcohol, me parece una soberana estupidez. Lo que pasa es que si unos amigos quedan para jugar al fútbol, no crean polémica, ni salen por la tele.
# [26 de Junio de 2006 a las 03:48]
tan locos
Añadir comentario
No admite etiquetas HTML.
El correo electrónico no se mostrará.
PCMS 2004