Psicofonías

(algo así como el blog de Psicobyte)

Extraños impuestos

En vida de Franco (nuestro dictador local) España era un pás más católico que nadie (la "reserva espiritual de occidente", decían), y el Estado firmó un acuerdo con el Vaticano (concordato) por el que, entre otras cosas, se le garantizaba a este último el aporte anual de una pasta.

Por cuestiones políticas, sorprendentemente, el regreso de la democracia (con una constitución que, supuestamente, es aconfesional) no canceló este contrato.

En teimpos más recientes, en los formularios donde cada uno de los españoles informamos al Estado de nuestras respectivas riquezas para calcular cuánto hemos de pagar en concepto de impuestos, no colocaron una casilla por medio de la cual podíamos decidir si una parte de esos impuestos se destinaría a la Iglesia (Católica Apostólica y Romana), si se usaría para "Otros fines de interés social", o si se repartiría entre ambos conceptos.

Yo siempre marco la segunda opción.

Como te imaginarás, la aparicón de esta casilla trajo bastante cola en su momento, sobre todo por las protestas de esos a los que se suele llamar "los sectores más conservadores de nuestra sociedad". Pero el caso es que era una media más populista y "de cara a la galería" que práctica en ningún sentido. Porque el concordato firmado por Franco seguía en vigor y, si el aporte de los que habían marcado la casilla no alcanzaba la cantidad acordada (Como, de hecho, viene sucediendo), el Estado pagaba la diferencia (Y, por lo tanto, pagaban también los que habían marcado la otra casilla).

Y llegamos a la actualidad, en la que la Iglesia y el Estado han firmado a un acuerdo para que, a cambio de subir el porcentaje asignado, esta cobre sólo lo que aporten los que lo han explicitado en su declaración de la renta.

De modo que, en adelante, los españoles que lo deseen costearán a la Iglesia con sus impuestos y, los que no quieran hacerlo (como yo), pagarán esos "Otros fines de interés social".

Lo que me parece una soberana tontería. ¿A eso le llaman impuestos?

Los impuestos sirven, a grandes rasgos, para redistribuir la riqueza. Para que cada uno aportemos para pagar los gastos de todos, nos guste o nó. ¿O tú crees que a Emilio Botín le hace gracia pagar los hospitales de los que no se pueden permitir un seguro médico cómo el suyo?

Pero esta especie de "régimen especial" que tiene la iglesia es algo así como un impuesto que no es un impuesto pero sí es un impuesto.

De modo que, en mi opiníon, podemos hacer tres cosas:

Opción uno:

Asumimos que la iglesia católica apostólica y romana (¿Y las demás?) tiene un importante interés social y debe ser pagada con los impuestos de todos, sin marcar casillas ni chorradas similares. Sí, los de todos, incluídos los míos (aunque la sola idea me duela). Porque, como te he dicho antes, precisamente para eso están los impuestos. Si apechugo y pago para compar tanques y fusiles, no veo porqué no voy a poder costear casullas e hisopos.

Opción dos:

Nos tomamos en serio de una vez aquello de la separación entre Iglesia y Estado, con lo que los curas no deberían cobrar de los impuestos de nadie (ni siquiera de los que quieran). Que cobren del cepillo o de donde sea, que sus currantes coticen y que, en general, funcionen como cualquier otro negocio.

Opción tres:

La tercera opción es negar la función redistributiva de los impuestos, dejarse de tonterías, y poner casillas para marcar (O, mejor, para rellenar con valores percentuales) en todas las posibles partidas presupuestarias, y no solo en lo tocante al tema religioso.

¿Que quiero pagar gastos de defensa? Marco la casilla correspondiente. ¿Que nó? La dejo sin marcar. Si soy un peatón ¿para qué voy a pagar autopistas? Y lo mismo para la sanidad, investigación...

Y, por supuesto, todo esto son sólo opiniones. Que cada cual tendrá la suya..

(6978 visitas a este artículo)
Dirección de TrackBack: http://www.psicobyte.com/trackback/extranos_impuestos
Comentarios:
# [5 de Octubre de 2006 a las 07:32] RuonorY
Ese asunto del final sobre casillas donde distribuir nuestra asignación con porcentajes es algo que siempre he defendido, del mismo modo que el de poder elegir la fuente de la que procede la energía que consumes en casa.

Muy buen post. Te aconsejo que leas esto, por si aun no te has enterado.

http://barrapunto.com/article.pl?sid=06/10/04/130218
# [5 de Octubre de 2006 a las 09:11] lucille
Quizá alguno de tus (mejores) informados lectores pueda pasarte un artículo buenísimo sobre opiniones y hechos que se publicó la semana pasada en el Guardian. Yo, me temo, no consigo encontrarlo de nuevo... (era el número del jueves).
# [5 de Octubre de 2006 a las 11:39] antoniocasas
Lo de los presupuestos participativos es una gran idea, pero habría demasiado fanático que dedicaría todos sus impuestos a pagar sólo a la iglesia, que seguimos siendo la reserva espiritual de occidente.

Deberían funcionar como una organización cualquiera, si les falta dinero que empiezen a vender sus bienes al Estado, que no son pocos. Y cuanto antes mejor, que ya hay otras religiones que quieren subirse al carro de la subvención del Estado.
# [5 de Octubre de 2006 a las 12:22] Imanpas
Opción Dos. Sin ninguna duda. Digo, ya que estamos opinando.
# [5 de Octubre de 2006 a las 15:33] Senior citizen
De acuerdo en lo que dices, Psicobyte, pero tengo que hacer una aclaración:
El "Concordato" vigente no lo firmó Franco (estaba ya bastante difunto), sino que en 1976, el actual Jefe de Estado ratificó aquel antiguo Concordato de Franco de 1953. Lo que ocurre es que, en ese momento, España estaba en plena Transición, sin democracia plena, sin Constitución, etc.y, por tanto, las circunstancias son muy distintas ahora.
# [5 de Octubre de 2006 a las 20:14] Maiko
Recuerdo que cuando estuve en Alemania me contaron cómo funcionaba allí este impuestito.

Si eres miembro "oficial" de alguna iglesia (una vez más, de las "grandes" iglesias, que no creo yo que lo del Pastafarismo cuele aquí), pagas un impuesto adicional que no pagan los demás, para contribuir al sostenimiento del tema. Como quien paga la cuota del gimnasio.

El hecho de que pagues ese impuesto al estado tampoco soluciona el problema, pero sin duda es un poquito más justo.
# [5 de Octubre de 2006 a las 21:14] Papá Oso
Simplificando: Anarquía
# [5 de Octubre de 2006 a las 21:46] kelp
Yo creo que este acuerdo es otro pequeño (mínimo) paso para la separación total iglesia-estado. QUizá la meta sea algo parecido a lo de alemania, o mucho mejor, que se recauden ellos mismos su dinero.
Ahora al menos solo les hacemos el trabajo sucio, seguimos pagando con nuestros impuestos a los funcionarios que les recaudan el dinero, pero al menos se que directamente, yo no les doy ni un puto duro. Pienso que esas casillas deberian desaparecer, pero no así el resto, pensar que todos los españoles estamos capacitados para decidir en qué invertimos nuestros impuestos es algo inocente.
# [5 de Octubre de 2006 a las 22:55] FC
Kelp, dices que no les das ni un puto duro, pero estas en un error.

Da igual marcar, una casilla, la otra o las dos. Pues al marcar no pagas más a hacienda, sino que la parte proporcional de TUS impuestos que iría para cualquier cosa va a parar a la organización correspondiente. Lo que da como resultado que una parte del dinero público, que en principio es de TODOS los españoles, pues ya no es tuyo, va a parar a la Iglesia.

La única diferencia con el sistema anterior radica simplemente en la forma de contar el dinero. Te quito de un lado te lo pongo de otro, lo quito de esta columna que queda feo y lo pongo en esta que queda más elegante y todo sigue igual.

La Iglesia seguirá recibiendo más o menos el mismo dinero que antes del estado y éste lo habrán cogido de la bolsa de todos los españoles.

Si la opción fuera "Desea dar un 0,7% de su IRPF a la Iglesia y, por tanto, pagar este año un 0,7% más" otra cosa sería, pero así, es lo mismo de siempre.

La única ventaja es que ahora las cruces son una estadística para decidir cuanto dinero se le da a la Iglesia, y por tanto es más importante no marcar en la casilla de la Iglesia, mientras que antes era irrelevante pues, al final, se le daba la diferencia.
# [19 de Octubre de 2006 a las 10:43] FMA
Hombre, yo creo que el hecho de la separación Iglesia/Estado es la razón fundamental de la existencia de la casilla.

¿Por qué no hay casillas para Defensa? Forma parte del Estado (que somos todos).

¿Por qué si hay casillas para ONG y la Iglesia? Porque no forman parte del Estado.

En realidad, es un tanto por ciento que el Estado destina a proyectos ajenos al estado y, por tanto, como no tenemos obligación de pagar (no forman parte del estado y, por ende, no forman parte de las obligaciones como ciudadano), nos pregunta a dónde destinarlo.

¿Harían falta más casillas? Puede, pero ten en cuenta que el resto de congregaciones religiosas ya recibe pasta por la segunda casilla (no, no todo son ONGs).

Y os recuerdo que si se decide eliminar la casilla de la Iglesia, por lógica boolena, también se debe eliminar la segunda casilla; porque el Estado tampoco tiene obligación de financiar ONGs que (en teoría) realizan el mismo trabajo que los Servicios Sociales (que el Estado sí tiene obligación de pagar).
Añadir comentario
No admite etiquetas HTML.
El correo electrónico no se mostrará.
PCMS 2004