Psicofonías

(algo así como el blog de Psicobyte)

Birras para desconocidos

Ok. Hoy toca panegírico.

Hace más años de los que quisiera recordar, andaba yo recién entrado a la cosa esta de Internet, y más perdido que una cabra en un garaje.

Una de las (muchas) obsesiones que tenía era por temas como la inteligencia artificial y la vida artificial.

Con la velocidad y el nerviosismo obsesivo-compulsivo que dá el tener una tarifa_plana_nocturna_compartida_uno_de_cada_tres_dias, me dedicaba a bajarme programas y códigos fuente de cualquier cosa que se asemejase a ese tipo de temas.

Y uno de los muchos programas que encontré por ahí resultó estar hecho por un tipo de mi misma ciudad: Granada.

El programilla se llamaba mbitis, y mostraba una rejilla con unos bichitos correteando, alimentándose y reproduciéndose. Precioso.

¿Y el autor en cuestión? Se llamaba J.J. Merelo.

Con el tiempo, cuando le fuí pillando el ritmo a la Red, empecé a interesarme por otros temas más "prácticos", como el HTML y el mundillo este de la Web.

El caso es que, entre unas cosas y otras, a menudo me encontraba de nuevo con el tal JJ este, ya fuera buscando algo sobre la propia internet, o sobre Linux...

Pero fué hará unos cuatro o cinco años cuando, viendo que el HTML se me quedaba corto, empecé a buscar cómo se podía programar para la Web, para hacer páginas dinámicas, formularios, y eso.

En aquellos tiempos (cinco años son muchos en internet) la opción más inteligente era Perl (Y el bendito interfaz CGI). Y buscando un tutorial en cristiano de este lenguaje, me encontré con este tan divertido, obra de... J.J. Merelo.

Fué entonces cuando me dije por primera vez "A este tío le tengo que invitar un día a una cerveza".

Pasó el tiempo, empecé a trabajar, y lo poco que sabía de Perl me sirvió para ir haciendo programillas para la empresa que justificasen mi sueldo (Hoy día, aunque me pese, me estoy reciclando al repugnante ASP).

El tiempo siguió pasando. Por la cosa del "renovarse o morir" empecé a interesarme por cosas tan abtrusas (entonces) como XML y PHP.

Y, claro. Tenía que suceder. Buscando sobre XML me encontré con varias cosas, entre ellas este tutorial, del mismo JJ (A este tio le tengo que invitar un día a una cerveza).

(Al final, la cosa del XML me gustó lo suficiente para, a falta de bases de datos, construir este blog a base de archivos en este lenguaje)

Al poco de empezar este blog, descubrí que JJ tenía el suyo (muy recomendable) y, por supuesto, le coloqué el link de rigor en la barrita de la izquierda.

(Mi amigo y compañero Ark opina que esta serie de coincidencias espaciotemporales con el JJ se deben a que ambos estamos igual de "pillados". Yo no acabo de estar muy de acuerdo...)

Todo esto viene a que hoy he leido en un artículo de su blog que se va a organizar, para el mes que viene, una especie de "Café Bloguero" y, como pilla cerca de mi trabajo, intentaré hacer una escpadita para pasarme por allí.

Y, claro, como "A este tío le tengo que invitar un día a una cerveza", no es una mala oprtunidad para ver la cara que se le queda cuando un tipejo desconocido le diga "Oye, JJ, que te debo una cerveza."

Esto mismo de encontrarte muchas veces con el mismo desconocido me ha pasado muchas veces: Tengo una larga lista de gente a la que no conozco, de los que he aprendido mucho, y cuyos nombres, por la razón que sea, se me han quedado grabados: Carolyn Meinel, Angeloso, Owenwang, Cibernesto...Y muchísimos otros (a los que le debo una cerveza sin que lo sepan).

gente que ha dedicado tiempo y trabajo a dar información de lo que sea, a hacer de internet algo útil. Siempre he pensado que la Web es eso: Aprendes lo que puedes, y enseñas lo que sabes. No el burdo centro comercial que nos quieren vender...

Aunque en este post hablo de JJ, se lo dedico a todos ellos.

Otros post en este blog que hacen alusión a este:
(6135 visitas a este artículo)
Posts Posteriores (1/1) Posts Anteriores
PCMS 2004