Psicofonías

(algo así como el blog de Psicobyte)

El mejor post

Te lo aseguro: he estado a punto de hacerlo:

Iba a escribir el mejor post que jamás se haya visto en la blogosfera. Iba a ser divertido sin caer en lo banal, interesante pero sin pedantería, educativo sin ser aburrido.

¡Que gran post iba a ser!

Estimularía la inteligencia y enardecería los sentimientos. Te lo aseguro: Nadie iba a poder leerlo sin que una sonrisa complice acudiera a sus labios, sin que una lágrima emocionada brotara de sus ojos. No podría leerse sin asientir con la cabeza inconscientemente.

Sería, además, inspirador. Los comentarios que se le añadiesen serían aún más inteligentes emocionantes y agudos que el propio post. Llamaría a otros blogeros a escribir sus propias perspectivas en sus bitácoras, provocaría hilos interminables de inteligentes interpretaciones en las news, la gente lo comentaría en las cafeterías, no se hablaría de otra cosa en las calles. Sería tal su éxito que, inauditamente, las televisones no osarían mancillarlo con su infecta verborrea.

Me tiemblan las manos solo de pensar lo maravilloso que iba a ser.

Su influencia se iba a extender por el mundo, como una gota purificadora sobre la noosfera. Ayudaría toda la humanidad a meditar y a replantearse la existencia, a olvidar lo superficial, a concentrarse en lo fundamental. Algún día, en el futuro, alguien señalaría acertadamente el momento de su publicación como el instante en que el mundo cambió y se hizo un poco mejor.

Ha faltado tan poco para lograr algo tan hermoso.

Porque, en el momento de escribirlo, yo no tenía nada que decir. De modo que no he escrito el mejor post de la historia.

Pero, si llego a hacerlo...

(10744 visitas a este artículo)
Posts Posteriores (1/1) Posts Anteriores
PCMS 2004