Psicofonías

(algo así como el blog de Psicobyte)

La serie

Yo es que, con la televisón, tengo un problema bastante serio: No puedo verla.

Si entro en una habitación y hay un televisor encendido (y hoy día lo contrario es casi imposible) trato de apagarlo inmediatamente.

Y no es porque lo que aparece en la pantalla sea, en general, basura (que lo es). Ni tampoco por alguna cuestión de principios intelectuales.

Lo que ocurre es que soy una absoluta potencial victima de teleadicción.

Mis neuronas deben trabajar el la misma frecuencia que el monitor de televisión porque, en cuanto poso mis ojos en la pantalla, mi mirada se vuelve acuosa, mi cerebro pasa a modo-de-bajo-consumo y me quedo embobado enfocando a la pantalla. En ese momento podría entrar al salón un cocodrilo danzando al son del "baile de la ducha", y yo ni me enteraría.

Imaginate: Una vez me ocurrió que, cuando desperté de mi ensoñación televisiva, el dinosaurio se había hartado de esperar y ya no estaba allí.

Esta confesión viene a lo siguiente:

Resulta que todo el mundo anda como loco con la serie esa, y yo no lo entiendo.

Como ya te habrás imaginado, te hablo de "Perdidos" (Losts), que parece entusiasmar a todo el mundo a mi alrededor.

A todo el mundo menos a mí.

Intenté ver tres o cuatro de los primeros capítulos, pero no pude con ellos.

Por lo que creí entender al principio, el argumento de la serie parecía ser algo así como "El señor de las moscas", pero al revés.

En la novela de Golding unos críos quedan abandonados en una isla y acaban convertidos en una manada de salvajes asesinos mientras que, en esta serie, un grupo de tipos-duros-con-pasado-siniestro quedan igualmente abandonados en su isla, y comienzan a comportarse como un patio de colegio.

Se pelean a ver quién es mas chulo que los demás, se roban cosas inútiles unos a otros, se ponen a ligar, discuten por tonterías absurdas...

El peor de todos es un tipo que tiene la calva de Kojak, el look de Cocodrilo Dudee, el rollo pseudo-místico del maestro Miyagi, el sentido de la lógica de Forrest Gump y la visón de la vida de Rambo.

En serio: ese tío es alucinante.

Es un tipo que, de pronto y sin venir a cuento, te arrea una patada en la entrepierna y, cuando le miras desde abajo con cara de pasmo (porque es lo único que se puede hacer cuando te han dado una patada en la entrepierna), pone cara de chamán indio y te dice algo así como "Te he dado esa patada por tu propio bién: La necesitabas para comprenderte a tí mismo y descubrir tu lugar en el universo y el misterio de esta isla".

Pero lo mejor de todo es que ¡Funciona! El tipo que ha recibido la patada aceopta el argumento y deja pasar el tema, como si nada. Alucinante.

Estos personajes están metidos en un Inmenso Misterio Por Descubrir con toda la pinta de ser una cosa tipo "Planeta Prohibido" mezclado con "Ubik" y una pizquita de "El Mundo Perdido" con el típico argumento gancho de cada-capítulo-da-una-pista-que-luego-resulta-ser-falsa (Yo ya acabé bastante harto de eso en otra serie que se llamaba "Sin Identidad").

El caso es que la serie me ha dejado, en el mejor de los casos, frío. Y no entendía nada hasta que ví la luz gracias a Campanilla, que me llamó la atención sobre un post de Adlo (si, el de los comics), donde lo explica todo.

Aunque, de todos modos, sigo sin entender por qué le gusta tanto esta serie a todo el mundo...

En serio, no te pierdas el post de Adlo, es genial.

Otros post en este blog que hacen alusión a este:
(25620 visitas a este artículo)
Posts Posteriores (1/1) Posts Anteriores
PCMS 2004