Psicofonías

(algo así como el blog de Psicobyte)

Lotería bloguera

Se me olvidaba comentar esto (Y lo educado es enlazar):

Gracias a Xavi Caballé, JJ y Fernand0, participo con 10 céntimos en cada uno de los números 65591, 48323 y 74384 para el sorteo de navidad.

Si cae algo, me invito a gambas.

(6966 visitas a este artículo)

Encuentra las siete diferencias

Fotografía antes y despues de un retoque digital

O las setenta diferencias.

O las setecientas.

Si lo piensas, es bastante estúpido.

Me refiero, para empezar, a crear un modelo de belleza definido y universal, que se pretende como un objetivo a conseguir para alcanzar el estatus de "atractivo".

O sea: Que alguien ha decidido qué aspecto hay que tener para ser guapo, y todos debemos seguir esa norma.

Me refiero, para continuar, a la idea implícita de una escala lineal, que normalice el atractivo personal en una línea perfectamente graduada, desde la fealdad en un extremo, a la belleza en el otro.

O sea: Que debe existir un Cociente de Belleza (CB a partir de ahora), que defina lo guapo o feo que eres con un número, al estilo de esa otra idea también estúpida del Cociente Intelectual (Debería hablar de esto un día, pero es que me pongo de los nervios con el tema).

Y me refiero, para terminar, a que, además de pretender situarnos a todos en la misma escala basada en el mismo modelo, ese modelo es falso.

Que no existe, vamos.

Querer parecerse a la muchacha de la portada de "Metropolitan" (por usar el ejemplo ficticio del link de abajo) es, si me apuras, como querer parecerse a u unicornio. Los unicornios no existen. Y la chica de "Metropolitan" tampoco.

Ya, ya sé que exagero. Pero no tanto como podría parecer.

Todo el mundo lo sabe: Las modelos de las revistas están tremendamente maquilladas, las luces son cuidadosamente situadas y las fotografías están seleccionadas al detalle.

También sabe todo el mundo que esas fotografías han pasado por el sutil filtro del retoque fotográfico.

Conozco, por amigos que están en el gremio, ejemplos en fotografías que ilustran noticias de periódicos locales (Cosas del tipo de "Quítale ese grano al concejal, que queda fatal" o "Arreglale los dientes a ese futbolista").

Y si esto se hace en fotografías "periodísticas", imagínate lo que se hace en publicidad.

En una página de la web de Forsman & Bodenfors tienen una presentación en flash (de la que proceden las imágenes que ilustran este post) ejemplificando el tipo de retoques que se les hace a estas fotografías. Y, te lo aseguro, no exageran.

Más ejemplos de lo que puede hacer el retoque digital en las páginas de Glenn C. Feron yGreg Apodaca.

En definitiva, que personas que no existen se convierten en falsos modelos de belleza en una escala lienal absurda.

Lo que te decía al principio: Si lo piensas, es bastante estúpido.

He encontrado esta noticia en Barrapunto (Aunque ellos han equivocado la web en la que se encuentra la presentación).
Otros post en este blog que hacen alusión a este:
(13060 visitas a este artículo)
Posts Posteriores (1/1) Posts Anteriores
PCMS 2004