Psicofonías

(algo así como el blog de Psicobyte)

Los otros Borges

Y uno aprende

Hoy me ha llegado por correo electrónico otro de esos detestables mensajes-cadena del tipo "envíaselo a todos tus contactos".

Esto no tendría nada que reseñar (los recibo, como todo el mundo, a diario) si no fuera porque el correo en cuestión contiene un supuesto poema de Jorge Luis Borges que empieza así:

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma,
y uno aprende que el amor no significa acostarse
y una compañía no significa seguridad,
y uno empieza a aprender... que los besos no son contratos
y los regalos no son promesas
y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos.
[...]

Y continúan versos y más versos, más o menos en la misma línea...

Francamente, me gusta mucho Borges pero soy incapaz de apreciar la poesía, de modo que no he leido demasiado del Borges-poeta (pese a que me aseguran que es el mejor Borges).

Pero solo hace falta haber leído un poco de los poemas de Borges para notar que este chirría. No tiene nada que ver con lo que hayas visto anteriormente. Ni en estilo, ni en expresiones, ni en nada (no me imagino a Borges escribiendo "y uno aprende que el amor no significa acostarse").

El caso es que además conozco un precedente similar (como un poco más abajo veremos), y me he dado un pequeño paseo por internet para echar un vistazo. Y mis sospechas se han confirmado. El poema en cuestión no es del viejo Borges.

Instantes

Como te he contado antes, yo ya conocía un precedente.

Hace tiempo me enteré (no recuerdo cómo) de un caso parecido, aunque mucho más documentado y mucho más interesante.

Además, en aquel entonces, escribí algo al respecto.

El 21 de Enero del año 2003 escribí un correo electrónico a P., que es una gran admiradora de Borges y su poesía, comentándole esta historia. Por diversas circunstancias que no vienen al caso, ella nunca llego a recibirlo, pero el mensaje sigue en mi cliente de correo, y aprovecho ahora para "reciclarlo".

Aquí lo tienes, casi sin editar:

[Principio del CopyPaste]

Debo a la conjunción de una aseguradora y de internet el descubrimiento de "instantes".

Resulta que la compañía de seguros MAPFRE tiene una campaña que, bajo el eslogan "aseguramos su calidad de vida", dice cosas como las siguientes:

si tuviera otra vez la vida por delante..."

..haría más viajes

...trataría solamente de tener buenos momentos

...contemplaría más atardeceres

Cosa que, a algunas personas, les ha dado la impresión de ser un plagio del siguiente poema de Borges:

Instantes

Si pudiera vivir nuevamente mi vida.
En la próxima trataría de cometer más errores.
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.
Sería más tonto de lo que he sido, de hecho
tomaría muy pocas cosas con seriedad.
Sería menos higiénico.
Correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría
más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos.
Iría a más lugares adonde nunca he ido, comería
más helados y menos habas, tendría más problemas
reales y menos imaginarios.
Yo fui una de esas personas que vivió sensata y prolíficamente
cada minuto de su vida; claro que tuve momentos de alegría.
Pero si pudiera volver atrás trataría de tener
solamente buenos momentos.
Por si no lo saben, de eso está hecha la vida, sólo de momentos;
no te pierdas el ahora.
Yo era uno de esos que nunca iban a ninguna parte sin termómetro,
una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas;
Si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.
Si pudiera volver a vivir comenzaría a andar descalzo a principios
de la primavera y seguiría así hasta concluir el otoño.
Daría más vueltas en calesita, contemplaría más amaneceres
y jugaría con más niños, si tuviera otra vez la vida por delante.
Pero ya tengo 85 años y sé que me estoy muriendo.

Poema que, pese a haber sido publicado en multitud de revistas de literatura, páginas web y correos electrónicos, y haber sido estudado por expertos, críticos y demás, por lo visto NO es de Borges.

Resuta que es, al parecer, de una señora de Louisville, Kentucky, llamada Nadine Stair que vivió entre 1902 y 1988.

Y sin embargo, la tal señora Stair nunca ha existido.

Se trataría, probablemente, de Nadine Strain (1892 -1988)

La cual, al parecer, se dedicaba a la música, y no se le conoce poema alguno.

Pero existe una "versión anterior", atribuida a un tal Don Herold (1889-1966), en la (infame, infecta e infumable) revista Reader's Digest, con fecha de octubre de 1953

Y esto sería todo, si no fuera porque existen sospechas de que el texto de Herold es, a su vez, un plagio de otra obra anterior...

De modo que tenenos un texto de Borges que no es de Borges, sino de Nadine Stair, la cual no es Nadine Stair, sino Nadine Strain que, a su vez, no es la autora del poema que pertenece a Don Herold que, en realidad, se lo plagió a otro.

¿Ha quedado claro?

¿No crees que a nuestro Borges le encantaría esta fantástica concatenación de no-autorías?

[Fin del CopyPaste]

Esto es lo que escribí en su tiempo, pero a día de hoy la cosa se ha complicado. Han aparecido muevos autores "Intermedios" (Un tal Hermano Jeremiah, otro tipo llamado Frank Dickey...) que complican aún más la historia. Pero la esencia es la misma: Temnemos un mismo poema con varias versiones, más o menos parecidas, atribuidas a distintos autores en distintos momentos.

Y, a día de hoy, sigo pensando que a Borges le encantaría.

El primer párrafo de este correo es un vil plagio (o una pedante alusión: tú eliges) del principio del relato "Tlön, Uqbar, Orbis Tertius", del propio Borges, que trata de un tema parecido y que empieza así:

Debo a la conjunción de un espejo y de una enciclopedia el descubrimiento de Uqbar

Esta misma historia, pero mucho más detallada y mejor contada, la relata Ivan Almeida pero, si te manejas bién con el inglés, la página más completa es la de Benjamin Rossen, que hace un recorrido por todas las variaciones de este poema.

Otros post en este blog que hacen alusión a este:
(19178 visitas a este artículo)
Posts Posteriores (1/1) Posts Anteriores
PCMS 2004