Psicofonías

(algo así como el blog de Psicobyte)

Sostiene Camacho

En la novela de Tabucci "Sostiene Pereira" (y creo recordar que en la subsiguente película homónima también), el antiheróico, gordo y anciano protagonista (el Pereira en cuestión) se dedica a escribir las notas necrológicas de escritores célebres aún vivos, con la idea de tenerlas preparadas para cuando les llegue el fatal (e inevitable) momento.

No deja de tener su lógica: Después de todo, acabarán muriendo necesariamente y, para cuando llegue el caso, mejor es tenerlo ya todo listo que tener que montarlo precipitadamente y que salga mal.

Pereira, que no era tonto, además escogía aquellos que ya tubiesen una edad arriesgadamente avanzada o un precario estado de salud.

Pues la cosa es que la realidad, como siempre, supera a la fantasía: Acabo de leer una nota en Yonkis que dice que en Esmas.com hay alguien con la misma previsión que el mencionado Pereira, y que ya tienen preparado el obituario de Juan Pablo II.

Presta atención a los huecos marcados con puntos suspensivos, listos para rellenar los datos que aún son inseguros:

El guía de la iglesia murió a causa de un... a los ... de edad

El artículo lo firma un tal Miguel Camacho, y es de suponer que es a él a quién debemos tamaña muestra de previsión. No puedo evitar la tentación de hacer los ovbios chistes fáciles, y decir que sin duda es un hombre con visión de futuro. Todo un adelantado a su tiempo.

No dudo que esto es algo que harán en muchas redacciones, aunque, la verdad, quizás hubiese sido mejor guardar la necrológica en un archivo privado, en lugar de ponerla en la Web...

Vivir para ver.

(10127 visitas a este artículo)
Posts Posteriores (1/1) Posts Anteriores
PCMS 2004