Psicofonías

(algo así como el blog de Psicobyte)

V de vendetta

Mi primer contacto con los comics de Alan Moore no fué muy prometedor.

JJ me prestó From Hell (el relato de un inspector llamado Abberline, que investiga los crimenes de Jack el Destripador), y no pude con él.

No, no es que sea malo. Al contrario.

Lo que pasa es que está tan curradísimo en cuanto a ambientación, contexto histórico, etc, que tiene una infinidad de notas aclaratorias al final del comic que te obligan a estar pasando páginas cada cuatro viñetas (Vale, exagero, pero no mucho).

Demasiado para mí.

Algún tiempo después, Kata me prestó Watchmen (una historia de superheroes no muy "super", un poco "héroes", y muy humanos), e hice las paces con Alan Moore.

Kata, además de un "friki de amplio espectro", es mi gurú personal del comicbook, mi sensei de la viñeta "americana". Hace muchos años yo era aficionado (en la medida que me permitía mi limitada economía) a eso de la "linea clara", los "humanoides asociados" y ese tipo de cosas que, por esnobismo, llamábamos "Bande dessinée". Ahora Kata me está aficionando al estilo "americano" (Y lo va a intentar con el manga, pero es lo tiene más dificil).

Sí. Ya sé que Alan Moore es inglés.

De modo que, cuando el mismo Kata recomendó en su blog que comprásemos "V de vendetta" no lo dudé y salí inmediatamente a la librería a buscarlo.

"V de Vendetta" es una historia ambientada en un futuro próximo (En realidad, su "futuro" ya es pasado: El comic es de los ochenta), en el que Inglaterra se ha librado de la peor parte de un conflicto mundial, pero vive en un estado policial fascista en el que se espía y controla a todos los ciudadanos.

"V", el protagonista, es un misterioso terrorista anarquista, (Enmascarado, disfrazado de Guy Fawkes y que recita fragmentos de Shakespeare) del que no se sabe (al menos, al principio) si actúa por motivos políticos, personales o por simple locura. La historia se vá desentrañando poco a poco y con fluidez, con diálogos elaborados y sin caer en ese exceso de escenas "de acción" que parece que está tan de moda.

En resumen: Me ha parecido un comic complejo y con algunos giros argumentales, pero coherente y "bién terminado" (que suele ser el peligro de los comics editados por entregas).

O sea que Kata tenía razón, y los 17.45 euros que cuesta han sido una buena inversión.

Otros post en este blog que hacen alusión a este:
(9366 visitas a este artículo)
Posts Posteriores (1/1) Posts Anteriores
PCMS 2004