Psicofonías

(algo así como el blog de Psicobyte)

Elecciones

Estas elecciones tampoco he votado.

Y, la verdad, he de confesarte que me ha costado no hacerlo.

Verás: Normalmente, mis dudas ante los eventos electorales se limitan a algo así:

¿Voto en blanco o simplemente no voto?

Si voto en blanco, estoy participando (y, por tanto dando mi conformidad) en el sitema democrático-representativo.

Pero, si no voto, puede interpretarse como simple dejadez o desinterés, y no como una postura ideológica (que es de lo que se trata)

Pero votar en blanco es cómo decir "El sistema me gusta, pero los candidatos no", y es que el sistema no me gusta...

Pero no votar es como opinar "me dá igual lo que hagais, yo no me meto" y, definitivamente, NO me dá igual lo que hagan...

Como puedes ver, normalmente, la opción "votar" no entra en discusión.

Es que no creo que ningún partido ni representante sea bueno. No quiero decir que no exista ningún partido bueno, sino que no puede existir ningun partido bueno.

No creo en lo de darle carta blanca a alguien por cuatro años, porque eso es equivalente a ceder mi derecho a tomar decisiones, a aceptar una dictadura cuatrianual renovable.

Y no me gustan nada las dictaduras. Ni por cuatro años ni por ninguno. Aunque sean dictaduras bienintencionadas.

Pero es que este año la cosa se estaba poniendo muy seria.

Pese a que no soy un demócrata (porque opino que la democracia al uso está demasiado limitada), si soy consciente de que tiene sus ventajas. Y el Partido Popular estaba pervirtiendo su espíritu de una forma vergonzosa y desacarada.

La forma que tuvo de meternos en la guerra de Irak (pese a que la inmensa mayoría de los españoles estaba en contra) es bastante indicativa: Ni siquiera se preocuparon de guardar las formas. Simplemente dijeron "Entramos porque lo digo yo, y los que se oponen es porque están manipulados".

Cuando el gobierno quiso recortar derechos laborales, lo hizo por decreto-ley, que es un método que permite saltarse el debate político y que el artículo 86 de la Constitución española reserva para casos de "de extraordinaria y urgente necesidad".

Este gobierno ha mentido, manipulado y engañado con un descaro sin precedentes, y ya parecía que nos estabamos acostumbrando a ello, que lo veíamos como algo normal.

Es por todo eso por lo que el domingo me decía a mí mismo "Bueno, quizás esta vez si debería votar".

EL caso es que, al final no lo hice (Pese a la insistencia del Ark, que se ha dedicado a hacer campaña: "Vota a quién quieras, pero vota...")

Y entoces llegó la sorpresa.

Yo (como todos salvo Arkangel) pensaba que iban a ganar de nuevo los mismos de la derecha.

Cuando ocurrieron los horribles atentados del pasado día 11 pensé: "Ahora sí que han ganado: Este tipo de desastres inclinan a la gente a votar a la 'línea dura'".

Pero no contaba con que la derecha volvería a hacer uso de su prepotencia. De nuevo han intentado engañar y manipular descaradamente, y esta vez lo han pagado.

Probablemente, si no hubierna intentado hacer uso del desastre para promover sus intereses, habrían ganado otra vez.

La noche del Domingo, mientras se daban los resultados de las elecciones, Zapatero y yo teníamos algo en común: Ningo de los dos podía creerselo. El Partido Socialista había ganado las elecciones.

Y el caso es que me alegré (Lo primero que hice fué mandarle un mensaje al Arkangel para darle la enhorabuena: El amigo no es socialista pero, según dijo, su confianza en el género humano dependía del resultado de estas elecciones).

Parece ser que los votantes del PSOE han prometido vigilarlo de cerca. Puede que esta vez no les permitan abusar de los ciudadanos.

Pese a que no confío en ello, espero equivocarme.

Otros post en este blog que hacen alusión a este:
(10743 visitas a este artículo)

Por unos minutos

Acabo de regresar de unos minutos de concentración silenciosa que hemos hecho los compañeros del trabajo.

Supongo que, cuando el horror es tan evidente, solo el silencio sirve como respuesta.

No iba a comentar nada al respecto de lo de ayer, porque ¿Qué puede decirse?

Pero, casualmente, he encontrado este post de Ari014, que comienza así:

El atentado de esta mañana en Atocha me ha pillado en el mismo anden...

Imagino que los cabrones que pusieron las bombas esperaban que explotasen en ese andén.

Imagino que estarían sincronizadas con los horarios del tren.

Imagino que unos minutos de retraso pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Unos minuos de retraso también también han significado mucho para el autor de este comentario que se puede leer en barrapunto.

¿Que se siente cuando eres consciente del significado de esos minutos?

Otros post en este blog que hacen alusión a este:
(7291 visitas a este artículo)

Darwinismo social

Resulta terrorífico descubrir que la teoría de la evolución, uno de los logros científicos más importantes de los últimos doscientos años, ha servido como excusa intelectual para perpetrar las mayores abominaciones concebibles.

Verás: En 1859, Charles Dawin publicó "El origen de las especies", en el que proponía un modelo para la evolución de las especies basado en la mutación ("descendencia con modificación", en palabras de Darwin) y la selección natural.

La selección natural era descrita como el proceso natural por el que, en la "lucha por la supervivencia", tenían más oprtunidades de dar descendencia (y transmitir sus caracteres) aquellos individuos que están mas adapatados al medio.

Hasta aquí, todo "guay". Pero es aquí cuando la empezamos a liar.

La expresión "lucha por la supervivencia" es empleada por Darwin en un sentido metáforico. Engloba la "lucha" contra individuos de su misma especie, de otras disatintas, contra el medio.

Pero, a pesar de todo, la idea que caló en la mayoría de la gente (sobre todo, a causa de que era la defendida por Thomas Huxley, el más activo seguidor de Darwin), fué la de un contínuo y sangriento combate de "todos contra todos".

Esto ya de por sí es bastante malo (significa una visión parcial y muy limitada de la evolución), pero la cosa iba a ir a peor.

Porque algunos (en un salto intelectual ilógico) empezaron a tratar de aplicar esta versión "limitada" de la teoría de la evolución a las sociedades humanas y a la moral.

Y, de este pastiche absurdo, surgió el llamado "Darwinismo social".

La idea central de esta teoría es que las sociedades (y los idividuos dentro de ellas) compiten necesariamente, y que solo los "más aptos" sobreviven.

Ni que decir tiene que esto les gustó a muchos: Sirvió para justificar las mayores aberraciones del género humano. Los argumentos que esgrimían para ejecutar sus abusos eran del estilo de:

"Los que son ricos lo son porque están más capacitados para ello. Son más inteligentes y tienen una mejor "adaptación a los negocios". Ayudar a los "evloutivamente desafortunados" pobres solo serviría para prolongar en ellos y sus descendientes su penosa situación."

"Hay razas evolutivamente superiores a otras (obviamente, siempre es "Mi raza es superior a las otras"), por lo que hay que evitar que se mezclen (lo que provocaría una "degeneración" racial) o que esas razas "inferiores" se extiendan demasiado..."

"La lucha entre los distintos pueblos es una ley natural. El Imperialismo es la manifestación de la natural superioridad del europeo sobre los inferiores "salvajes"."

"Los débiles, enfermos... son una carga para la humanidad. Su muerte es el precio que hay que pagar para que desaparezca su linaje "inferior", por el bién de las generaciones futuras."

"Los imbéciles, subnormales o simplemente intelectualmente inferiores degradan la especie. No debería permitirseles tener descendencia."

Desde la oposición a las ayudas sociales hasta el genocidio, pasando por la segregación racial y la eugenesia, toda ideología a la que el concepto de "igualdad entre los hombres" le resultase incómoda, se amaparó en las ideas del darwinismo social.

Afortunadamente, el tiempo ha desterrado muchas de estas manifestaciones.

Aunque no todas.

Verás. Todo esto viene a que ayer me pasé, como siempre, por la estupenda página del PaleoFreak, y me encontré con este post, en el que se comentan las "espectaculares" declaraciones que el señor Mariano Rajoy (probablemente el futuro presidente del gobierno de España) publicó en sendos artículos para el periódico "El faro de Vigo".

Los artículos pueden encontrarse en la página de Los Genoveses (Los que antes eran aznar.net), y dice "maravillas" como esta (Que también transcribe el PaleoFreak):

El hombre, después, en cierta manera nace predestinado para lo que habrá de ser. La desigualdad natural del hombre viene escrita en el código genético, en donde se halla la raíz de todas las desigualdades humanas: en él se nos han transmitido todas nuestras condiciones, desde las físicas: salud, color de los ojos, pelo, corpulencia... hasta las llamadas psíquicas, como la inteligencia, predisposición para el arte, el estudio o los negocios.

O como esta otra:

Por eso, todos los modelos, desde el comunismo radical hasta el socialismo atenuado, que predican la igualdad de riquezas [...] son radicalmente contrarios a la esencia misma del hombre, a su ser peculiar, a su afán de superación y progreso y por ello, aunque se llamen asimismos "modelos progresistas" constituyen un claro atentado al progreso, porque contrarían y suprimen el natural instinto del hombre a desigualarse, que es el que ha enriquecido al mundo y elevado el nivel de vida de los pueblos, que la imposición de esa igualdad relajaría a cotas mínimas al privar a los más hábiles, a los más capaces, a los más emprendedores.

O como esta:

Demostrada de forma indiscutible que la naturaleza, que es jerárquica, engendra a todos los hombres desiguales, no tratemos de explotar la envidia y el resentimiento para asentar sobre tan negativas pulsiones la dictadura igualitaria.

Sus planteamientos no son solo científicamente falsos, sino que también son socialmente peligrosos, y moralmente repugnantes.

En serio. Me dá mucho miedo.

(25880 visitas a este artículo)

La madre que me parió

Madre no hay más que una, y a mí me encontró en la calle.

Que no tenía yo muy claro si poner este artículo o nó (ahora te lo explico), pero una madre es una madre.

Te cuento:

Uno tiene un blog, y cuenta cosas que son más o menos íntimas. Y sabe que, amparado en un cierto anonimato, puede hablar de algunas que no le contaría, literalmente, a su propia madre.

Pero llega un inesperado e improbable día, y la madre de uno, mira tú por donde, se hace internauta.

Y uno, prudentemente, procura no comentarle el tema este de que tiene un blog, no vaya a ser que curiosee demasiado. Que, ya se sabe, las madres son muy curiosas, y quieren enterarse de a qué dedicas los fines de semana y si bebes mucha cerveza.

Y, hasta aquí, todo bién.

Pero, claro, la cosa no termina aquí.

Porque, otro inesperado e improbable día, la madre del mismo de antes se abre su propio blog.

Y, claro, una cosa es no enseñarle a tu madre tu blog (que tiene su justificación), y otra muy distinta es no ponerle un enlace (que no tiene perdón de Diós).

De modo que, en auténtica primicia, te presento nada más y nada menos que el blog de la mamá del Psicobyte: "La Cocina de Mamá". Que, como su nombre indica, lo piensa dedicar a la cocina.

Que dice que no comemos bién...

(7670 visitas a este artículo)

Birras para desconocidos

Ok. Hoy toca panegírico.

Hace más años de los que quisiera recordar, andaba yo recién entrado a la cosa esta de Internet, y más perdido que una cabra en un garaje.

Una de las (muchas) obsesiones que tenía era por temas como la inteligencia artificial y la vida artificial.

Con la velocidad y el nerviosismo obsesivo-compulsivo que dá el tener una tarifa_plana_nocturna_compartida_uno_de_cada_tres_dias, me dedicaba a bajarme programas y códigos fuente de cualquier cosa que se asemejase a ese tipo de temas.

Y uno de los muchos programas que encontré por ahí resultó estar hecho por un tipo de mi misma ciudad: Granada.

El programilla se llamaba mbitis, y mostraba una rejilla con unos bichitos correteando, alimentándose y reproduciéndose. Precioso.

¿Y el autor en cuestión? Se llamaba J.J. Merelo.

Con el tiempo, cuando le fuí pillando el ritmo a la Red, empecé a interesarme por otros temas más "prácticos", como el HTML y el mundillo este de la Web.

El caso es que, entre unas cosas y otras, a menudo me encontraba de nuevo con el tal JJ este, ya fuera buscando algo sobre la propia internet, o sobre Linux...

Pero fué hará unos cuatro o cinco años cuando, viendo que el HTML se me quedaba corto, empecé a buscar cómo se podía programar para la Web, para hacer páginas dinámicas, formularios, y eso.

En aquellos tiempos (cinco años son muchos en internet) la opción más inteligente era Perl (Y el bendito interfaz CGI). Y buscando un tutorial en cristiano de este lenguaje, me encontré con este tan divertido, obra de... J.J. Merelo.

Fué entonces cuando me dije por primera vez "A este tío le tengo que invitar un día a una cerveza".

Pasó el tiempo, empecé a trabajar, y lo poco que sabía de Perl me sirvió para ir haciendo programillas para la empresa que justificasen mi sueldo (Hoy día, aunque me pese, me estoy reciclando al repugnante ASP).

El tiempo siguió pasando. Por la cosa del "renovarse o morir" empecé a interesarme por cosas tan abtrusas (entonces) como XML y PHP.

Y, claro. Tenía que suceder. Buscando sobre XML me encontré con varias cosas, entre ellas este tutorial, del mismo JJ (A este tio le tengo que invitar un día a una cerveza).

(Al final, la cosa del XML me gustó lo suficiente para, a falta de bases de datos, construir este blog a base de archivos en este lenguaje)

Al poco de empezar este blog, descubrí que JJ tenía el suyo (muy recomendable) y, por supuesto, le coloqué el link de rigor en la barrita de la izquierda.

(Mi amigo y compañero Ark opina que esta serie de coincidencias espaciotemporales con el JJ se deben a que ambos estamos igual de "pillados". Yo no acabo de estar muy de acuerdo...)

Todo esto viene a que hoy he leido en un artículo de su blog que se va a organizar, para el mes que viene, una especie de "Café Bloguero" y, como pilla cerca de mi trabajo, intentaré hacer una escpadita para pasarme por allí.

Y, claro, como "A este tío le tengo que invitar un día a una cerveza", no es una mala oprtunidad para ver la cara que se le queda cuando un tipejo desconocido le diga "Oye, JJ, que te debo una cerveza."

Esto mismo de encontrarte muchas veces con el mismo desconocido me ha pasado muchas veces: Tengo una larga lista de gente a la que no conozco, de los que he aprendido mucho, y cuyos nombres, por la razón que sea, se me han quedado grabados: Carolyn Meinel, Angeloso, Owenwang, Cibernesto...Y muchísimos otros (a los que le debo una cerveza sin que lo sepan).

gente que ha dedicado tiempo y trabajo a dar información de lo que sea, a hacer de internet algo útil. Siempre he pensado que la Web es eso: Aprendes lo que puedes, y enseñas lo que sabes. No el burdo centro comercial que nos quieren vender...

Aunque en este post hablo de JJ, se lo dedico a todos ellos.

Otros post en este blog que hacen alusión a este:
(6959 visitas a este artículo)
Posts Posteriores (2/3) Posts Anteriores
PCMS 2004